El Municipio les pondrá tope a los nuevos edificios

No podrán superar los seis pisos si el terreno es menor a 1500 m2.

Los proyectos de grandes edificios casi no tendrán lugar en Cipolletti, ya que el Municipio quiere regular la edificación de torres en la zona del centro y los barrios residenciales para desalentar la construcción vertical. Prohibirán los edificios de más de seis pisos a quienes no superen los 1500 metros cuadrados de terreno, y aquellos que tengan la superficie exigida deberán pagar un canon especial para obtener el permiso de obra.

Los cambios al código de planeamiento aún están en análisis, pero el Ejecutivo confía en que podrían comenzar a regir en pocos meses.

Los reiterados reclamos de los vecinos del barrio San Pablo dieron frutos en el Municipio. El área de Desarrollo Territorial presentó al Concejo Deliberante el plan para modificar el actual Código de Planeamiento Urbano que tiene la intención de desalentar la construcción de torres en la zona del centro y en las denominadas R1, que son los barrios con mayor concentración demográfica. El principal reclamo de los vecinos era el bloqueo de la luz solar y la saturación de los servicios públicos, entre otros inconvenientes.

Según explicó Roberto Bianchi, director general de Desarrollo Territorial, el proyecto ya fue entregado a los concejales y tras algunas modificaciones mínimas podría ser aprobada en poco tiempo.

Quienes cuenten con la superficie para levantar una torre tendrán que pagar un costoso canon especial. El objetivo es desalentar esos proyectos

“Con el nuevo código sólo se va a autorizar la construcción de torres de más de seis pisos a quienes cuenten con parcelas que superen los 1500 metros cuadrados, con condicionamientos especiales como contar con un perímetro libre, sin medianeras y sin afectar los servicios. Si no superan esa superficie, la altura máxima será de 6 pisos con la posibilidad de un piso más para amenities (espacio común). La excepción que tendrán, si cumplen con dos niveles de cocheras, será agregar un nivel más”, relató Bianchi.

Actualmente hay varios edificios en construcción que superan los seis pisos en el barrio San Pablo, pero el proyecto de ordenanza, al no tener vigencia aún, no podrá regularlos. “Con el nuevo código los planos deberán ajustarse. La tendencia en la ciudad es la construcción en altura por el alto valor que tomó la tierra. Las inmobiliarias prefieren construir hacia arriba, sobre todo en las zonas del centro y las inmediaciones como calles Mengelle y La Esmeralda”, expresó Bianchi.

Con las nuevas reglas, los inversores tendrían que adquirir varios lotes para poder construir, pero además si pretenden exceder el límite de altura previsto, deberán pagar una plusvalía. “Este canon especial será del 15 por ciento del valor construido por cada metro cuadrado edificado. Esto tiene el objetivo de desalentar la altura”, comentó el funcionario.

Niegan el colapso de los servicios

Muchos vecinos se quejan de los edificios porque, aseguran, provocan el colapso de los servicios. En ese sentido, Bianchi dijo que el gran problema de la ciudad es el traslado de los líquidos cloacales, no la cantidad de viviendas. “No es que las cloacas del centro estén saturadas, sino que reciben todos los líquidos del norte de la ciudad. Todo confluye en Toschi y General Paz. El problema se resolverá con las nuevas colectoras hacia la zona este”, afirmó.

Las excepciones a la regla

Superficie y canon. Los edificios podrán ser más altos si un mismo inversor compra varios lotes y reúne 1500 metros cuadrados, aunque deberá dejar un perímetro libre. Deberán pagar el equivalente al 15% del costo de la obra por cada m2 construido.

Séptimo piso. También podrán llegar a un séptimo piso en terrenos más pequeños, pero no para viviendas. Será para aquellos proyectos que contemplen espacios comunes (piletas o salones) o un segundo nivel de cocheras.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario