El joven atacado brutalmente por motochorros fue operado del ojo y salió bien

Ayer fue intervenido quirúrgicamente del ojo izquierdo y la operación fue exitosa. Recién en marzo podrán saber si su visión tendrá secuelas.

Sebastián Grangetto, el joven de 28 años brutalmente agredido por dos motochorros, salió bien de una cirugía en su ojo izquierdo. Según indicó su padre a LM Cipolletti, en plena cirugía descubrieron que el desgarro era mucho mayor a lo que creían, pero la intervención fue exitosa. Ahora resta una larga recuperación y esperar a que no pierda parte de la visión.

Se trata del joven de Fernández Oro atacado por dos cipoleños en la madrugada del domingo. El joven tenía complicado su ojo izquierdo, producto de un piquete de ojos que le provocaron un gran desgarro del órgano y que ponía en riesgo su visión.

Te puede interesar...

Daniel Grangetto, padre de la víctima, dijo que ayer lo operaron y que por suerte salió todo bien. La cirugía fue en una clínica de Cipolletti, y en pleno procedimiento los profesionales descubrieron que el desgarro había sido más grande de lo que evidenciaban las placas.

“Ahora deberá estar con puntos por 15 días, y tras el control deberá empezar con la recuperación. Esperamos que no tenga secuelas, y no pierda parte de su visión. Esto recién cuando le saquen los puntos y el parche se corroborará. Tiene que estar en casa sin hacer fuerza”, expresó su padre en diálogo con LM Cipolletti.

Agregó que el joven se encuentra muy asustado y no quiere salir a la calle. Se encuentra en tratamiento con un equipo de psicólogos y asistentes sociales para lograr recuperarse.

“Yo tengo mucha bronca con lo que pasó y con la Justicia. Aparentemente la liberación es parte de lo que permite la ley, aunque no lo acepte. Aseguran que no podían quedar detenidos porque no tenían antecedentes, cosa que dudo, porque ya habían estado detenidos”, contó Daniel Grangetto.

motochorro vip

Dijo que, si tuviera la oportunidad de estar frente a frente con los delincuentes, no los perdonaría.

“Si le hurgueteas los ojos con los dedos sabiendo lo que podés provocarle, creo que tenés la cabeza quemada y estás dispuesto a todo. Yo esperaba que, aunque los padres se acerquen a hablar conmigo, pero nunca pasó”, dijo indignado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario