El héroe local del famoso título de River del 75 será homenajeado

Luis Amorone integró el equipo de pibes que debió jugar el partido clave. Hoy irá a la fiesta.

Por Fabricio Abatte - abattef@lmneuquen.com.ar

“Ninguno de nosotros pensamos que podía suceder algo así. Nos costó dormir antes y después”. Pasaron 44 años y Luis Amorone sigue incrédulo sobre lo que les tocó vivir aquella gloriosa noche del 14 de agosto de 1975. A raíz de una huelga de futbolistas, un equipo amateur que pasó a la fama como “los pibes de River” debió afrontar el partido más importante del Millo en 18 años, el que cortó la histórica sequía, ante 55 mil personas que “reventaron la cancha de Vélez”.

Te puede interesar...

El ex defensor radicado desde hace tiempo en Cipolletti tuvo la dicha de integrar el plantel que saltó al campo en Liniers y por eso fue invitado especialmente por el Millo a la cena de los campeones de ese festejado torneo, que se producirá esta noche en la confitería del club con grandes figuras de la época, como el Pato Fillol, Beto Alonso, Pinino Más, Pedro González, entre otros. No se descarta que Gallardo y Enzo Francescoli participen del evento en reconocimiento a los ahora viejos héroes.

El recuerdo

“Hace dos años Fillol estuvo en el Alto Valle y me mandó a llamar para juntarnos. Y me dijo: ‘Tuviste la suerte de disfrutar de esa vuelta olímpica antes que nosotros’. Claro, los de Primera recién la dieron a la semana siguiente ante Racing. Pero nosotros fuimos unos chicos privilegiados, en mi caso con 18 años. Nunca me voy a olvidar de una imagen: Bruno (autor del gol ante Argentinos) colgado al alambrado y la cancha viniéndose abajo. Nos dirigió Federico Vairo, que era el entrenador de la tercera, a la Primera la conducía ‘un tal’ Ángel Labruna”, cuenta con entusiasmo a LM Neuquén quien vino a jugar a Cipolletti por primera vez en el 78 y en el 86 se radicó en la región definitivamente, al punto que se define como un “enamorado del Valle”.Amorone jugó luego 23 partidos en la Primera del Millo, uno de ellos por Libertadores. Compartió dupla central con quien considera “el mejor de la historia”: el ya fallecido Roberto Perfumo.

Héroe-local-del-famoso-River-del-75.jpg

“Haber jugado con él no tiene precio, yo iba adonde el Mariscal me indicaba dentro de la cancha. ¡Las enseñanzas que me dejó! Cuando había reuniones entre los referentes, nos llevaba a los cinco juveniles del equipo y nos decía ‘entren, escuchen, no hablen y aprendan’”, rememora visiblemente emocionado. Luisito fue un buen jugador de Cipo en los viejos Nacional y Nacional B, a la vez dirigió al equipo en aquellos cuartos de final del 92 ante Arsenal y hasta el torneo pasado fue entrenador de San Martín de la vecina ciudad.

Se gana el mango como empleado en la Municipalidad de Cipo porque, claro, la recompensa de ese título con River no fue muy grande, eran otras cifras. “El premio fue la cena en el lujoso hotel Alvear y unos pesos, hoy se paran para siempre con la que ganan. Pero la satisfacción pasó por otro lado”, comenta el hombre que cumplió el sueño de ser campeón con el club de sus amores, pasión que heredó de sus padres.

Desde la casa de sus suegros en Parque Patricios, habla de su hijos Vanina (“Apenas llegó de Buenos Aires jugaba feliz con la tierra, era algo nuevo para ella”) y Maxi (conocido como Pato), de su señora Liliana, del Capataz, de fútbol... Se lo oye feliz al héroe regional del River de 1975. Lo disfruta como lo que es, un gran campeón.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario