El clima en Cipolletti

icon
Temp
70% Hum
LMCipolletti hermano

El hermano que era "tan bueno o mejor" que el Huevo y no llegó por la plata

Walter es igualito a Marcos Acuña y la rompía de chico. Dan fe personajes calificados del fútbol zapalino y su mamá confiesa a LMN: "Me reprocho no haberlo mandado, pero no alcanzaba para los dos". ¡Crack de persona!

Es un calco a su hermano famoso. Físicamente, en la forma de expresarse y en su bondad. Si hasta parecen mellizos pese a que le lleva tres años al Huevo (tiene 32 y Marcos 29). Gente que sabe mucho afirma que jugaba tan bien o incluso mejor que el flamante campeón de América. Pero el destino es así, no siempre recompensa a todos del mismo modo pese a que lo merezcan. Igual, Walter, el otro crack de la familia que no llegó, festeja los logros del zurdo de la selección argentina como si fueran propios.

Callado e introvertido como el héroe con la albiceleste. En el pueblo todos lo quieren y le recuerdan sus condiciones futbolísticas, los shows que brindaba en el campito. Y sin mala intención le reiteran una frase que habla a las claras del recuerdo deportivo que guardan de él: "Vos también tendrías que haber llegado". Lejos de torturarse, responde con una tímida sonrisa.

Te puede interesar...

Elegante y talentoso, Walter deslumbraba en la canchita de Olimpo de Zapala como volante derecho o central.

Siempre sincero, Gabriel Rouret, gran amigo y ex DT del Huevo, lo admite sin problemas: "La verdad es que en un primer momento a mi me gustaba más Walter, no voy a mentir. No sé si es porque jugaba en la misma posición que yo, pero estaba en un equipo fabuloso, de la categoría '89 que jugaba muy bien", evoca el actual abogado hincha de San Lorenzo y confidente del Huevo hasta el día de hoy.

image.png

"Si te lo cruzás y te ponés a charlar es lo mismo que si estuvieras conversando con el Huevo. La forma de hablar, todo", agrega el Gaby sobre las sorprendentes similitudes.

Pitu Castro es otro histórico de las inferiores del fútbol zapalino. Y corrobora todo lo que se afirma del Walter Acuña jugador. "Es cierto lo que te han dicho. Tenía condiciones para llegar también como el Huevo. Jugaba muy bien a la pelota, por ahí no se metió a los clubes, se quedó en los torneos de barrio... Pero un jugador distinto", señala.

"Jugaba de 8, de 5, era derecho. Se movía muy bien, tenía buena llegada, era habilidoso. Más flaquito y alto que Marcos, majenaba bárbaro el balón. Arrancó en las escuelas de Olimpo, después jugó en los torneos barriales en ese equipo. No estaba en su interés seguro jugar en Don Bosco o Unión, los grandes de acá. Estaba para más, mínimo para Buenos Aires", destaca un emblema del Barrio.

Dani Mellado, personaje del ambiente futbolero zapalino y muy importante para la llegada del Huevo a Ferro, también se engancha con el tema y con sinceridad señala: "A Walter no lo vi jugar, cuando fui a Don Bosco él no estaba. Dicen que era mejor pero yo no lo sé...".

image.png

-> Sara, la mamá: "Me lo reprocho, me quedó esa espina"

Sara es una mujer privilegiada. Tiene a un hijo en la selección argentina y campeón de América. Pero como toda madre, sufre cuando piensa que su otro hijo también pudo haber trascendido y no prosperó en el balompié.

"Sí que me hubiera gustado verlo llegar, me critico por no dejar a mi hijo que fuera a probarse. Por cosas de la vida no se dio y me lo reprocho", admite la señora a la que aún hoy le llueven los mensajes de la gente y pedidos de los medios para brindar declaraciones por el reciente logro de Marcos.

No tiene nada que reprocharse, en verdad, quien hizo demasiado para que el Huevo hoy sea lo que es. La plata escaseaba y demasiados milagros realizó para que uno de los dos triunfara.

"Económicamente no podía bancar a los dos en Buenos Aires, se me hacía muy difícil. Soy madre de 4 hijos, los crie sola, pero gracias a Dios logré que uno llegara", celebra Sarita.

Y recuerda: "Walter jugaba en la escuela 114, donde hicieron la Primaria y había una canchita. Todos me decían qué bien que juega Walter... Marcos era más vistoso porque era zurdo y la rompía. Y a Walter cuando lo cruzan en la cancha le dicen 'que lástima que no te fuiste'. Hasta su señora Macarena cuando ven los partidos medio en broma medio en serio se lo tira, 'viste Walter, podrías estar ahí", revela la infidencia.

Pero para ella Walter es otro campeón por su don de buena gente. "Me llena de orgullo, los dos soy muy buenas personas, muy respetuosos, siempre hicieron caso, jamás se desviaron. Me acompañaron en la crianza", los elogia.

El muchacho es papá de Sofía, que este martes cumple 10 años. Trabaja en Zoonosis, en la Municipalidad, de los 20 años que trabaja antes hacía changas. Y cuando juega su hermano no lo molesten. "Le gusta mirar los partidos tranquilo. No dice nada, es muy callado".

Walter, el gran hermano del neuquino más famoso. Otro crack.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

13.636363636364% Me interesa
59.090909090909% Me gusta
0% Me da igual
18.181818181818% Me aburre
9.0909090909091% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario