El clima en Cipolletti

icon
Temp
74% Hum
LMCipolletti Antonio

El enmarcador de Cipolletti cuelga las herramientas

Antonio Dimenza, de Andy Cuadros, cierra en pocos meses luego de poco más cuatro décadas que construir marcos para cuadros, diplomas y títulos. El poster de una Kawasaki empezó todo.

Su taller parece una galería de arte en preparación. Hay cuadros por todos lados: colgados en las paredes, apilados en el suelo, sobre uno de los anaqueles. También hay otros vacíos, como esqueletos que esperan un alma que les dé vida.

Te puede interesar...

En ese pequeño mundo que parece caótico se mueve con soltura Antonio Dimenza, titular de Andy Cuadros, comercio que desde hace más de cuatro décadas construye y coloca marcos para pinturas, títulos y diplomas, y que se ha instalado como uno de los más tradicionales del ramo, con llegada a toda la región.

Pero así como una vez empezó seducido por un poster de una Kawasaki 1000 que transformó en mural cuando arrancaban los 80, la historia tiene fecha de finalización. Dimenza en julio cumple 65 años y cierra el negocio.

“Quiero descansar y vivir un poco para mí. Seguramente me va a dar un poco de nostalgia, pero ya es una etapa cumplida”, explicó.

La pesca seguramente estará en su nueva rutina, ya que es uno de sus pasatiempos favoritos, junto con las motos.

Por su atelier pasaron innumerables trabajos y de todo tipo. Desde los más sencillos, como certificados educativos, hasta obras costosas, de reconocidos autores. Fue su vida y su sustento. “No me puedo quejar, gracias a esto he vivido y haciendo lo que me gusta”, resaltó.

Aquella Kawa que adornó su habitación le dejó un gustito en el paladar que no pudo despejar. En aquel tiempo era empleado de una obra social desaparecida y, como tenía las tardes libres, comenzó a experimentar en un galponcito del fondo de su casa.

Primero fueron trabajitos simples para familiares o amigos que egresaban o completaban algún curso.

Allí aparece Miguel Aquino, un conocido vidriero de la calle Alem a quien le compraba vidrios. Él lo contactó con un viajante de varillas con las que se hacen los marcos, quien comenzó a proveerle el material con el que siguió trabajando. A principio de los 90 se contactó con otro viajante de La Pampa que le hizo cambiar el enfoque. “Me enseñó un montón, me dio una mano terrible”, recordó.

Entonces abrió su primer local en Belgrano casi 9 de Julio. Después anduvo por otros hasta que a fines del 2001 se instaló en su actual locación, en Yrigoyen 220, donde terminará la historia.

Antonio Dimenza 5.JPG

Clientela en todo el Valle

El enmarcado de cuadros es un oficio que tiene una alta demanda. Además de diplomas y títulos que mayormente se piden para fines de año, también hay una activa clientela compuesta por amantes del arte que adquieren obras para lucir en sus casas, como también pintores que buscan conservar los trabajos o asistentes a cursos de pintura.

Dimenza tiene clientes en todo el Alto Valle e incluso de otras zonas más alejadas. Entre ellos cuenta en su cartera autores locales que han alcanzado trascendencia internacional.

Secretos de un trabajo artesanal

Los marcos se construyen con cortes de molduras especial mente fabricadas para la confección de marcos. Son piezas de 2,70 metros que en la jerga llaman varillas y que se adquieren a proveedores del rubro.

Hay de distintos estilos y materiales, de origen nacional e importado. Las más utilizadas por su aptitud son las varillas de madera de Marupa, un árbol que crece en Brasil. Vienen al natural, como también lustradas y patinadas, o con laminado dorado.

Antiguamente las varillas las hacían los carpinteros, pero luego la demanda hizo que la producción se industrializara para poder satisfacer el mercado.

Antonio Dimenza.JPG

Máquinas con mayor precisión

Antes se cortaban las varillas con serrucho, labor que se requería precisión, pues había que lograr un perfecto biselado a 45º, y para ello se hacía con escuadra.

El paso siguiente era clavar el ángulo, y para eso también había que ser detallista. Ahora hay máquinas sensitivas y neumáticas que optimizan y aceleran la labor. Dimenza cuenta con un completo equipamiento que ha ido incorporando a través de los años.

En busca de un continuador del oficio

El cierre de Andy Cuadros dejará un espacio vacío en el rubro y posiblemente no tenga continuidad. No hay quien lo herede en la familia, como tampoco un empleado. Pero Antonio está dispuesto a entregar la posta a alguna persona que la quiera tomar. Ofrece enseñar las técnicas y secretos del oficio para que no se pierda.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario