EL CPE dio su versión sobre la polémica con el Jardín 105

El coordinador zonal, Luis Ríos, aseguró que el procedimiento se realizó de manera correcta con una reunión previa para charlar sobre la limpieza, las instalaciones y los materiales didácticos.

El Consejo Provincial de Educación dio su versión sobre las polémicas acusaciones realizadas por la directora del Jardín 105 de Cipolletti por un acta de convivencia obligada. El coordinador zonal en el Alto Valle, Luis Ríos, explicó que el procedimiento se realizó correctamente desde el principio y que entre la Municipalidad y el Ministerio de Educación se firmó un acuerdo en el que se establecieron pautas de limpieza, mantenimiento de las instalaciones y el suministro de todo el material didáctico necesario.

Según había manifestado la responsable del jardín, Paula Pérez, no se oponían a que el centro infantil funcionara en el mismo edificio que el jardín pero que sí estaban preocupados por la falta de interés por parte de las autoridades de conocer las problemáticas y entender que -al asistir chicos con discapacidad y problemas de salud- el cuidado debe ser extremo. Además, aseguró que el acta ya había sido firmada y que la intimaron a entregar la llave en un plazo de 24 horas.

Te puede interesar...

Sin embargo, Ríos remarcó que intentaron informarle sobre el proyecto en más de una ocasión y que, a pesar de haberla citado de manera formal, "Pérez se negó en todo momento a cualquier tipo de acuerdo".

Según la reconstrucción cronológica realizada por el coordinador todo habría comenzado el 26 de enero: "El Municipio el pedido por nota de las instalaciones del Jardín 105 debido a que ellos no tienen otro espacio disponible. El 13 de febrero hicimos una reunión informativo donde el Municipio nos informa sobre el proyecto del centro infantil. El 21 de febrero nos reunimos y acordamos hablar con la directora para hacerles conocer lo charlado. Le avisamos a la directora pero se negó a escucharnos y a ceder las instalaciones del jardín".

A su vez, agregó que el 23 de febrero se firmó el acuerdo entre la Municipalidad y el Ministerio de Educación sobre todos los requisitos a tener en cuenta como la limpieza, las instalaciones, el material didáctico y el persona a disposición para dejar el edificio en orden. Cuatro días más tarde la directora fue notificada sobre los avances en el proyecto pero "se negó a participar nuevamente".

"Se comunicó con la Unter y decidió no firmar hasta que consultara con la comunidad educativa y dio fundamentos falaces. El 13 de marzo le avisamos por nota la entrega de la disposición del establecimiento porque ya habíamos agotado todas las instancias. Se presentó con los padres y el gremio y pidió una asamblea. Después se le pidió que entregara la llave en un plazo de 24 horas", agregó.

El centro infantil comenzaría a funcionar a partir de las 18 en adelante, siendo el último turno del jardín a las 17.30 y se trataría de tan sólo 11 chicos de entre 2 y 3 años con padres que asistan a la nocturna para terminar el secundario. Finalmente, Ríos sostuvo que la decisión se tomó bajo el resguardo de leyes y resoluciones que avalan el procedimiento.

LEÉ MÁS

Polémica en el Jardín 105 por convivencia obligada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario