El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
80% Hum

El barrio que levantó su propio jardín maternal

En el Obrero se unieron para abrir un espacio para los niños.

Los vecinos del Barrio Obrero se preparan para abrir las puertas de su primer jardín maternal destinado a niños de 1, 2 y 3 años. Su puesta en marcha forma parte de un proyecto de jardines comunitarios y populares a nivel nacional llamado “Construyendo sueños” y, si bien empezarán con las actividades mañana, la inauguración oficial será el sábado.

Lelín Martin, coordinadora del proyecto y estudiante de la Universidad del Comahue, explicó que la idea surgió a partir de la falta de vacantes en los establecimientos de la ciudad y por la manera en la que esto repercute en las familias más vulnerables.

Te puede interesar...

El proyecto, del que también participó un grupo de vecinos de los barrios La Esperanza y Anai Mapu, comenzó hace un año teniendo como modelo principal una red de jardines maternales construidos en Buenos Aires, con el objetivo de brindarles a los más pequeños de escasos recursos un futuro mejor en el cual desarrollarse.

“Veíamos que era una necesidad ya que la realidad es que las vacantes en los jardines son muy reducidas y que esta situación influye en la organización familiar, sobre todo en las mujeres porque, al no tener un lugar donde dejar a los chicos, no pueden salir a buscar trabajo. También vimos la posibilidad de construir nuestras fuentes de trabajo de una manera más cooperativa y que a la vez sirva para ofrecer algo que el barrio realmente precise”, aseguró Martin.

El jardín fue instalado en un terreno del Obrero que fue recuperado hace algunos años por la comisión del barrio para darle un uso diferente. Pasó de ser un centro de evacuación a un centro de salud y, más tarde, un espacio donde guardar mercadería. Finalmente, los ciudadanos decidieron que era momento de darle una finalidad mucho más importante y transformarlo en un jardín que no sólo fuera levantado a pulmón, sino un jardín que esté dentro del asentamiento para que las familias no tengan que salir para llevar a sus hijos a la escuela.

A través del Movimiento La Dignidad lograron un convenio con Desarrollo Social para reacondicionar el lugar, y Educación les cedió mobiliario. Además de esa ayuda, “hubo colaboración de todo Cipolletti, además del trabajo comunitario que hubo para levantarlo. Nos donaron de todo y así pudimos equipar el jardín, recibimos mucha ropa y juguetes”, expresó la coordinadora.

Según afirmó Martin: “La idea es que funcione con la ayuda de todos, tanto con la de las compañeras que van a capacitar como con la de los padres. Va a ser una forma cooperativa de trabajo y vamos a llevar a cabo la tarea en conjunto con los comedores y merenderos del barrio”.

En la toma tendrán un jardín para que los nenes de 1 a 3 años hagan actividades recreativas y que permitirá que las madres puedan buscar trabajo.

Profesionales capacitadas

Las maestras que estarán encargadas de cuidar y educar a los chicos son, en su mayoría, jóvenes cipoleñas de entre 20 y 25 años que estudian la carrera de Profesorado en Enseñanza Primaria en la Universidad del Comahue. Para empezar con su labor en el jardín, realizaron un curso de formación de cuidado de niños y niñas a través de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) que fue validado por el Ministerio de Trabajo.

Dos convenios y mucho esfuerzo para poder cumplir un sueño vecinal

Financiación

Con apoyo de una ONG lograron que el Ministerio de Desarrollo Social financie las obras en el establecimiento para hacerlo lo más seguro posible.

Mobiliario

Con la sede en marcha, el Ministerio de Educación les prestó sillas y banquitos que deberán devolver una vez que tengan los recursos para comprar nuevos.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

9.4017094017094% Me interesa
78.632478632479% Me gusta
3.4188034188034% Me da igual
3.4188034188034% Me aburre
5.1282051282051% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario