El asfalto del Don Bosco duró apenas dos semanas

Los vecinos se quejan por la calidad y la Muni apuntó contra ARSA.

Los vecinos del barrio Don Bosco celebraron hace poco más de dos semanas por el flamante asfalto en las calles. Sin embargo, con los días comenzaron a aflorar algunas fallas estructurales que hicieron enojar a los habitantes del histórico barrio cipoleño. Pozos, grietas y hasta levantamientos del pavimento pusieron en duda la calidad del trabajo contratado por la comuna.

Desde el Municipio dicen que los problemas son ocasionados por las viejas conexiones de las cañerías de Aguas Rionegrinas (ARSA) y aseguraron que serán reparados.

Te puede interesar...

Se trata de la obra que forma parte del plan de asfalto de 300 cuadras, con un presupuesto de más de $60 millones, que pagarán los beneficiados. El Don Bosco fue históricamente postergado por el gobierno local y el pavimento llegó a sus calles hace unos meses. El primero de los golpes fue al bolsillo, ya que cada frentista debía desembolsar alrededor de $45 mil con posibilidad de acceder a un plan de cuotas con intereses. En marzo llegaron las máquinas y llevaron adelante la obra, pero a dos semanas de su finalización algunas fallas llamaron la atención de los vecinos.

Según indicó Hugo Anabalón, un histórico habitante del barrio, hace algunos días el asfalto se empezó a romper en algunas zonas. “Empezamos a pagar la obra en agosto y se hizo en marzo. La semana pasada ya había pozos y roturas. No nos queda más que pensar que la obra es de mala calidad”, indicó en diálogo con LM Cipolletti.

Las imperfecciones se pueden observar en Paraguay casi esquina con Don Bosco, donde una parte se levantó y a los pocos metros se hunde; en Paraguay y Jorge Newbery, donde se rompió y quedó tierra a la vista; y en Newbery y Venezuela, lugar en el que se quitó una parte y nunca se tapó. En calle Colombia también advierten tramos defectuosos.

“Cayeron dos gotas y ya están todos estos problemas. Realizamos los reclamos al Municipio y mandamos notas, pero aún no lo solucionaron. Tenemos miedo de que una vez que termine el contrato la empresa se vaya y no hagan los arreglos. A mí nadie me asegura que los centímetros de asfalto que hay son los que corresponden”, indicó el vecino.

El coordinar de Obras Públicas, Héctor Melo, aseguró que están al tanto de los problemas en el asfalto del Don Bosco y que los inconvenientes fueron ocasionados por viejas cañerías de ARSA que por la presión se quiebran y provocan grietas. Afirmó que la capa asfáltica es la normal y que se hacen los controles para corroborar que se tenga la calidad estipulada.

Esperan que salga el sol y se seque

“La semana que viene, cuando mejore el clima, comienzan los trabajos (de reparación). Entendemos que los vecinos se preocupen, pero deben saber que la obra tiene un año de garantía”, explicó el coordinar de Obras Públicas, Héctor Melo.

El funcionario aseguró que los problemas surgieron por “las pérdidas de agua que surgen tras el trabajo. En toda esa zona hay caños de asbesto cemento que no soportan la presión de la compactación y se rompen, socavando las bases” del asfalto.

Por otro lado, Melo negó que el asfalto se rompa por hacerlo con menor espesor del debido. “Eso son mitos de la gente. Invitamos a participar de los controles para que se saquen las dudas”, expresó Melo. Prometió que el pavimento quedará en estado óptimo.

Las dos voces sobre el pavimento roto

Bronca

Los vecinos, que deberán pagar un mínimo de 45 mil pesos por la obra, manifestaron su malestar por la aparición de grietas y desniveles tras las primeras lluvias sobre el asfalto. Dudan sobre la calidad de los materiales y de la obra en la general.

Garantía

El Municipio negó que la obra tenga fallas en la construcción y apuntaron a filtraciones de las viejas cañerías de ARSA como la causa de las roturas en la superficie de la carpeta asfáltica. Y destacaron que el trabajo está en garantía y la empresa lo reparará.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario