Educación Sexual Integral se cumple en las escuelas

A pesar de algunas quejas, la ley se está aplicando en la ciudad.

En las escuelas de Cipolletti se enseña Educación Sexual Integral con total normalidad, aunque se registraron algunos casos aislados en que familias ligadas a la Iglesia realizaron presentaciones para que sus hijos no formen parte de estos talleres. Supervisores de primaria y secundaria aseguran que la obligatoriedad se va a seguir cumpliendo porque forma parte de la currícula escolar.

“Muchas de estas resistencias son por falta de información. A esas familias las invitamos y les explicamos de qué se trata, pero también advertimos que no vamos a dejar de brindar información a los alumnos”, expresaron desde el Consejo Escolar.

Te puede interesar...

El supervisor de secundaria, Marcos Arca, dijo que los docentes no tienen la obligación de comunicar a las familias los días en que se trate ESI en las escuelas. “Esto forma parte de los contenidos curriculares y no vamos a pedir permiso para enseñarlo. Es igual que matemática o lengua. Cuando hablamos de educación sexual no sólo es la genitalidad y la reproducción sexual. Esto se trabaja desde nivel inicial con el cuidado del cuerpo, procesos de desarrollo y valores. En edades más grandes se trabaja con la profilaxis, enfermedades de transmisión sexual y anticonceptivos. También involucra el respeto a la igualdad de género y la erradicación de la violencia. Se hace en todos los años y cualquier docente está preparado para llevarlo a cabo”, contó Arca.

Por su parte, Marta Seguel, de Nivel Medio, dijo que siempre hubo familias que se opusieron, pero ahora parece que están más organizadas, como por ejemplo con la campaña nacional “Con mis hijos no te metas”. “Las escuelas no imponen conocimiento. Si la familia no quiere que su hijo participe, se le dará otra actividad, pero no vamos a permitir que se retiren. Lo que deben entender es que las escuelas son laicas y no nos cruza ninguna cuestión religiosa, y aquellos que quieran posicionamientos dentro de algún credo, en la ciudad existen instituciones religiosas que los podrán aceptar”, relató Seguel.

Agregó que la ESI introduce la cuestión de género e igualdad, y es esto lo que genera resistencia en algunas personas, porque lo entienden como una desviación de lo normal. “El país avanzó en materia de derechos, y hay que respetarlo. Las familias deben entender que en las escuelas se convive con la diversidad. Nuestra preocupación con estos talleres va por otro lado, en generar un clima de confianza con los estudiantes para que puedan detectar situaciones de abuso, que en su mayoría se producen dentro del seno familiar. Hay muchos casos de chicos que advierten situaciones, las dan a conocer y las escuelas están obligadas a denunciarlas y acompañar al estudiante”, aseguró la supervisora.

--> “Hay padres muy desinformados”

La supervisora de primaria, Liliana Solca, dijo que “los directivos deben convocar a las familias para informar qué se hablará en ESI, porque hay padres muy desinformados”. Indicó que “esto está por reglamentación y si no se da, se vulnera un derecho. Es muy importante, porque es una herramienta con la cual los niños se concientizan sobre qué se puede permitir y qué no, e incluso son espacios en los que nos piden ayuda en situaciones de abuso infantil”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario