Despedidos de Lucaioli no cobraron ni un peso

La empresa se comprometió a pagar el 50% de indemnización, pero no cumplió con su palabra.

Ya pasaron siete meses desde que la empresa Lucaioli, que también es dueña de Saturno Hogar, cerrara varias sucursales y despidiera a 240 empleados, 15 de los cuales trabajaban en Cipolletti. En todo este tiempo no sólo no se definió la situación de los trabajadores, sino que no se cumplió con el pago del 50% de indemnización acordado.

El despido masivo tuvo lugar en varias sucursales de la Patagonia. Entre los cipoleños, echaron a gente que llevaba entre 17 y 23 años de antigüedad, quienes no sólo quedaron en la calle sino que no vieron ni un peso en compensación. Y, como si fuera poco, aseguran que ahora la firma está abriendo nuevas sucursales. Desde la empresa, silencio estampa.

Esta situación generó un mayor malestar entre los damnificados, quienes aseguran que se trata de una total falta de respeto. “Todos tenemos familias y no es fácil sobrellevar esta carga. Alguno que otro la puede pilotear, pero a nuestra edad se hace cuesta arriba. Nos prometieron que nos iban a pagar por ley el 50% de indemnización y la otra parte iría a juicio, pero nada de eso ha ocurrido”, explicaron.

En ese sentido, recordaron que la empresa utilizó el artículo 247 de la ley de contrato de trabajo; es decir que los despidos se dieron en una situación de crisis económica, por lo que se la habilita a pagar sólo la mitad de la liquidación final. Y a los dos días de oficializar los despidos, entró en convocatoria. En un comunicado firmado por autoridades de Lucaioli, expresaron esa vez el deseo de “cumplir con absolutamente todos sus compromisos, privilegiando la deuda laboral por indemnizaciones, dentro del marco legal”, señalaron los empleados.

Pero las respuestas nunca llegaron y los ex empleados se reunieron para expresar su preocupación y activar las gestiones. “Hace unos días se nos murió un compañero (Segundo Sepúlveda), quien también se sintió afectado por todo esto. Un tipo muy querido y muy responsable que dejó el alma en la empresa y terminó de la peor manera. Hoy nadie le da un respaldo moral ni económico. Mientras les servís sos útil, después ya no les hacés más falta. Queremos cobrar lo que nos corresponde, que se hagan cargo de este vacío. No nos vamos a quedar con los brazos cruzados”, aseguraron al sitio Mis Noticias.

Uno de los empleados despedidos falleció hace unos pocos días. Su familia quedó en el más completo desamparo.

15 de los despedidos trabajaban en Cipolletti.

En total, la empresa Lucaioli echó a 240 empleados de diferentes sucursales de la Patagonia. Lo hizo en el marco de una situación de crisis, por lo que se la habilitó a pagar el 50% de indemnización para judicializar la otra mitad. Sin embargo, los ex trabajadores aseguran que no cumplieron con lo convenido y exigen respuestas urgentes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario