Definirán un banco de tierras para loteos sociales en el norte

El gobierno municipal remitió a los concejales su propuesta para disponer de predios para la venta a familias de menores ingresos.

Ingresó para su tratamiento en el Deliberante cipoleño un proyecto del Ejecutivo municipal que impulsa la conformación de un banco de tierras con parte de las 560 hectáreas de la zona norte que serán sometidas a un proceso de urbanización.

Los alcances de la iniciativa todavía no han sido evaluados por los concejales, ya que fue recibida el viernes y empezará a ser analizada durante la semana.

Te puede interesar...

Sin embargo, los ediles Marisa Lazzaretti, María Eugenia Villarroel Sánchez y Miguel Aninao, cada uno por separado, destacaron que la propuesta complementará la urbanización de las 560 hectáreas aprobada en el marco de los cambios introducidos al Código de Planeamiento de la ciudad.

Ocurre que en el articulado de la expansión urbana hacia la zona norte no se incluye ningún parámetro que permita garantizar que las nuevas tierras abiertas a la radicación de viviendas no serán acaparadas por el negocio de la especulación inmobiliaria.

Sí consta un punto por el cual se reserva un 20 por ciento de cada futuro loteo para el Municipio, en concepto de plusvalía por los adelantos en materia de servicios en el amplio sector. Pero no se dan indicaciones sobre el sentido social que se debe considerar.

Por tal motivo, los miembros del Legislativo cipoleño le transmitieron en su momento al gobierno del intendente Aníbal Tortoriello la necesidad de ser más específicos y de proyectar un banco de tierras.

El Ejecutivo municipal cumplió con los planteos y ahora se buscará sancionar la ordenanza antes de que finalice 2018. De esta forma, la urbanización de las 560 hectáreas y la disponibilidad de loteos para las familias de menores ingresos correrán en forma paralela, evitando que el mercado inmobiliario imponga sus condiciones.

Para los dueños, contar con la capacidad de vender predios a los valores que prevalecen en el resto de la ciudad les asegurará ganancias significativas, partiendo de la base de que con el paso de la calificación de sus propiedades de rurales a urbanas conseguirán una valorización considerable.

Para la comuna, en tanto, se abrirá un papel como promotor de loteos sociales a partir del banco de tierras que tendrá disponible y que justificará la extensión urbana hacia un sector en el que hoy casi no hay producción frutícola.

Un alto impacto para la sociedad

La aprobación de la ampliación urbana de 560 hectáreas ubicadas en la zona norte quedará como una de las iniciativas de mayor impacto de la historia reciente. Se encauzará hacia ese sector de la ciudad gran parte de la demanda de lotes para viviendas que hay en Cipolletti, con una gestión diferente a la del Distrito Vecinal Noreste. Se arrancará con tres unidades de gestión de las 12 programadas, pero la propuesta se hará realidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario