El clima en Cipolletti

icon
30° Temp
11% Hum
LMCipolletti Cipo

Cuando la política dividió a la barra de Cipo para siempre

25 años cumple la presencia de dos "bandas" del local en La Visera. Una historia que perdura. Te contamos la trama y todos los detalles.

A mediados de los ’90, la puja política por la intendencia de Cipolletti entre el radicalismo, que lideraba el entonces intendente Jorge Ocampos, y el principal opositor, Julio Arriaga, del Movimiento Popular Patagónico, derivó en la división de la hinchada albinegra.

Arriaga, emergente figura del partido provincial que lideraba Julio Rudy Salto, encontró en El Tigre David Ancao una especie de puntero que le dio réditos caminando la calle en la construcción de su campaña, aunque, años más tarde, también fuertes dolores de cabeza por las cuestiones del día a día.

Te puede interesar...

Sin líderes tan visibles ni dominantes como el grupo reconocido como “La Banda del Tigre”, “La 69” se corrió en la escenografía y armó el set dominguero en la tribuna que da espaldas al pasaje Kleppe.

Tras décadas, la lluvia de papelitos y la presencia de los bombos ya no fue exclusiva de la lateral, territorio que la facción más antigua nunca abandonó y defendió hasta estos días.

El público habitual concurrente a La Visera vivió meses de tensión en cada presentación de local de Cipo, pero las provocaciones en los tiempos de partidos supieron quedar a un lado en el momento más álgido de la interna previa a la apertura de los padrones.

Finalmente, Arriaga logró imponerse a la UCR, allá por 1995 el partido dominante en cuestiones políticas de todo Río Negro.

Tras el recuento de votos, los aportes radicales al cotillón y los trapos de La 69 ya no fueron tan significativos, pero el grupo del aguante se mantuvo y forjó su propia identidad, coreó sus propias canciones y colgó del alambre sus propias historias.

Convivieron de visitantes

Lo curioso de aquellos años fue que, sin la prohibición a los visitantes, en más de una oportunidad tuvieron que compartir la tribuna para ver al equipo.

Una de las últimas y más recordadas terminó en la expulsión de Cipo de Cutral Co, por la Copa Argentina del 2018, luego de que el equipo fuera eliminado por Almagro.

Violentas imágenes recorrieron el país, identificando a seguidores con la camiseta de Cipo robándole un matafuegos a los Bomberos Voluntarios que eran parte del operativo.

Por esa razón, el partido ya olvidado entre Cipolletti y Colón de Santa Fe, que nunca llegó a tener sede ni fecha definida en este 2020, nunca tuvo a la localidad neuquina como una alertantiva, porque sus figuras políticas así no lo quieren.

Quienes acumulan años de cancha durante esta época juzgaran que, además del clásico “Cipoleee, Cipoleee” que trona tras la aparición del equipo en el campo de juego o después de un gol esperado, son los únicos instantes en que el grito albinegro es uno mismo.

Y aunque la interna política en la ciudad nunca más volvió a meterse tan de lleno en las campañas del equipo de fútbol más representativo, la unión de los grupos ya dejó de ser un hecho posible en el futuro inmediato, de pobres logros deportivos y presencia eterna en un Federal A que se perfila para quedar inconcluso y tiene al equipo lejos del protagonismo deseado y en los últimos años peleando sólo por la permanencia.

LEÉ MÁS

El día del arquero, un puesto que llena de orgullo a la región

La Selección argentina no jugaría oficialmente hasta el 2021

Ruggeri: por qué se "guardó" antes, qué le diría al presidente y mucho más

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario