Confirmado: el cipoleño murió de fiebre amarilla

Se había ido dos semanas de vacaciones a Brasil. No bien volvió comenzó a sentirse mal y en siete días su salud fue empeorando hasta que falleció.

Finalmente se confirmó que el cipoleño de 69 años que murió en una clínica privada de Neuquén luego de regresar de un viaje a Brasil tenía fiebre amarilla.

Así lo informaron desde el Ministerio de Salud de Neuquén, indicando que falleció por una falla orgánica múltiple. El informe se conoció ayer al mediodía, con los resultados finales del Instituto Maistegui de Buenos Aires. De esta manera, el del cipoleño se convirtió en el primer caso fatal de fiebre amarilla no autóctono en el país.

Al hombre, antes de viajar, le habrían desaconsejado vacunarse debido a su edad. Viajó junto a su esposa el 1° de marzo, en un vuelo directo de Neuquén a Santiago de Chile y de allí hasta Brasil. Pasaron cuatro días en Río de Janeiro y el resto de su descanso en distintos puntos del norte brasileño.

Finalmente regresó el 14 de marzo, mismo día en el que ya comenzó a sentir algunos síntomas generales que generaron alarma en él y en su entorno. Los dolores comenzaron a ser cada vez más intensos y la fiebre no bajaba.

Se atendió en el hospital de Cipolletti, donde no le detectaron nada. El domingo 18 su salud se vino abajo y comenzó a descomponerse, a tener diarrea, vómitos y más dolores. Entonces le detectaron una anomalía y le hicieron un análisis de sangre.

Al día siguiente fue trasladado a la Clínica Pasteur de Neuquén, mientras que se mandaron muestras a Buenos Aires para saber qué padecía. Los resultados llegaron, pero el paciente ya había muerto, el miércoles 21. Fue por fiebre amarilla.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario