El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
76% Hum
LMCipolletti salud

Cipolletti: hubo 190 abortos legales en un año

Se trata de abortos no punibles realizados en el sistema público de salud. En su mayoría fueron jóvenes de entre 22 y 30 años, y estuvieron acompañadas por amigas y familiares.

Desde el Comité de Salud Sexual y Reproductiva del Hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti informaron que desde agosto de 2019 a agosto de 2020 se realizaron casi 200 interrupciones de embarazo contempladas en las causales que prevé la Ley Provincial 4796 de abortos no punibles, y bajo complimiento del protocolo nacional al cual adhirió Río Negro y comenzó a llevar a la práctica en el 2018. Se trata de prácticas médicas seguras y ambulatorias, en su gran mayoría, y con acompañamiento interdisciplinario del sistema de salud. En casi su totalidad la causal es la protección de la salud integral, entendiéndolo como bienestar físico, mental y social.

“El primer año de aplicación del protocolo, desde agosto del 2018 a agosto del 2019, se realizaron 158 acompañamientos desde el hospital para la interrupción legal del embarazo. Esta atención abarca muchas áreas, desde el primer momento en que la mujer se acerca al centro de salud a solicitarlo. Se realiza una ecografía con mucho cuidado y se expresa que se trata de una ILE, se completa una historia clínica y se firma el consentimiento. Sólo en el caso de víctimas de violación se suma una Declaración Jurada. Luego del trámite, se les entrega la medicación en el caso de que sea en el primer trimestre del embarazo. Si es mayor, se gestiona la práctica médica que sea necesaria”, explicó María Verdugo, integrante del Comité de Salud Sexual y Reproductiva.

Te puede interesar...

Añadió que desde agosto del 2019 y hasta agosto de este año se realizaron 190 abortos, y estiman que para fin de año esos números se actualicen.

“El 90 por ciento de las mujeres que acceden a una interrupción legal del embarazo son por causales de salud integral. Este número suele ser muy similar al resto del país. Además, la gran mayoría son mujeres de entre 22 y 30 años, derribando el mito que las que más abortan son adolescentes. No es así. Incluso, registramos que el 60 por ciento practica algún tipo de religión, en su mayoría evangélica y católica, y que son personas que ya tuvieron hijes o crían a alguien. El 40 por ciento del total está en pareja estable y muchas veces suelen acompañarlas, aunque la gran mayoría llega a a la consulta en compañía de alguna amiga, madre u otra familiar”, detalló Verdugo en diálogo con LM Cipolletti.

Los abortos medicamentosos se realizan con pastillas de oxaprost

Según las estadísticas de salud, el 60 por ciento de las personas que accedieron a la ILE en el último año finalizaron la educación obligatoria (primario y secundario), y el 40 por ciento son personas con trabajos precarizados, es decir, trabajos no registrados o con sueldos por debajo de la canasta familiar, número similar a quienes suelen utilizan el sistema público de salud de forma cotidiana.

Verdugo indicó que casi todas las mujeres realizaron la consulta médica en el primer trimestre de gestación y pudieron acceder a un tratamiento medicamentoso y ambulatorio de forma segura.

"El tratamiento indicado por el protocolo establece que hasta las 12 semanas es medicamentoso y ambulatorio. Se puede llevar adelante en la casa con mínimas atenciones respecto a la seguridad. La medicación suministrada es completamente segura, no afecta al cuerpo e incluso no impide futuros embarazos. Esto permite un aborto seguro y que proteja al cuerpo. Luego de ese período, el procedimiento debe ser otro, con intervención de profesionales de ginecología. En el caso de Cipolletti todos firmaron la objeción, pero el Estado de igual forma los ha garantizado en cuatro oportunidades con derivaciones”, explicó Verdugo.

Añadió que tener profesionales en ginecología que participen de los abortos en Cipolletti es aún una deuda pendiente del sistema de salud. Es que, tras el juicio a Leandro Rodríguez Lastra, condenado por obstruir una ILE, todos firmaron su objeción a modo de corporación médica.

“Durante la pandemia en el hospital se hizo un reajuste del sistema para que las mujeres accedan al tratamiento sin burocratizar los pasos. Se permitió sacar turnos online para las ecografías, y resolver todo en una sola entrevista. En ese mismo encuentro se habla sobre métodos anticonceptivos y se elige el más efectivo según la persona, sosteniendo la atención sexual y reproductiva en plena pandemia. Hay que hablar y consultar, y no dejar pasar el tiempo como en cualquier cuestión médica”, afirmó.

Reclamó que en los hospitales se debe perder el miedo de habar cuestiones vinculadas a la salud sexual, ya sea reproductiva o no. “Acceder a una ILE es un derecho humano, y los hospitales y centros de salud deben ser espacios seguros para hablar de esto. Las leyes no obligan a nadie, garantizan la salud a todas las personas respetando su decisión”, indicó Verdugo. Finalizó que por el virus las consultas se realizan en los centros médicos de los barrios para evitar la circulación en el hospital y el contacto con pacientes activos.

Verdugo: "Si se aprueba la Interrupción Voluntaria del Embarazo va a traer mayor seguridad jurídica para trabajadores de la salud, y cortar con la objeción social. Que se hable de aborto como una práctica más".

Pañuelazo en Cipolletti aborto legal

Acceder al aborto es un derecho

Desde el año 2012 las personas gestantes de Río Negro pueden solicitar la interrupción del embarazo en casos de peligro para la vida o para la salud integral y también cuando sea producto de una violación. No es requisito una denuncia para solicitarla, y el sistema no se puede negar.

Según indica la Ley Provincial 4797 las mujeres podrán solicitarlo sólo brindando su consentimiento informado. Los médicos tienen la obligación de brindar la información en todo momento de forma clara y, de acuerdo a la capacidad de comprensión de la persona. Esta normativa comprende las situaciones con sufrimiento mental, con discapacidad de niñas o adolescentes.

De acuerdo al Nuevo Código Civil, a partir de los 16 años las adolescentes podrán tomar decisiones sobre su propio cuerpo y será la Justicia la que dirima en caso de generarse desacuerdos con las opiniones de sus adultos responsables.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.7142857142857% Me interesa
42.857142857143% Me gusta
2.8571428571429% Me da igual
0% Me aburre
48.571428571429% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario