Cipo, por una victoria antes de la llegada de Coronel

Alecha será el DT interino y mete varios cambios en el equipo titular.

El ciclo de Gustavo Coronel se pondrá en marcha el martes, pero Cipolletti necesita con urgencia comenzar a sumar desde esta tarde ante Independiente de Neuquén (a las 18) por la penúltima fecha de la ronda de ida en la fase regular del Federal A.

Para el equipo que hasta el miércoles dirigió Víctor Zwenger, que hoy saldrá a la cancha al mando de Germán Alecha, el Rojo neuquino es el último compromiso de la primera vuelta porque el fin de semana quedará libre en el calendario.

Ya hay sorpresas en la formación, la expulsión de Federico de la Fuente en Viedma le dio la chance a Juan Strak y sorprende el conductor de la primera local con el llamado a Elvis Hernández.

El marcador central tendrá su bautismo profesional con el duelo regional. El neuquino formó parte del último once campeón de la Confluencia. Fue uno de los nombres que Alecha probó y confía en él para este desafío.

Será el compañero de zaga de Martín Zbrun, ya que Franco Coria irá recostado por la derecha de la línea defensiva.

No fue la única gran decisión del interino. A Lucas Comachi (venía tocado en lo físico) no lo llevará ni al banco, igual que a Pablo Vergara, quien aguantó apenas media hora ante Sol de Mayo en el último compromiso.

En el fondo de la tabla

El conjunto visitante no viene mucho mejor que Cipo. La última victoria sobre la hora ante Sol de Mayo en La Chacra, previo a la fecha libre que cumplió entre semana, le dio un poco de oxígeno al ciclo Diego Trotta.

Sin el 9 titular, Klusener, habrá una nueva chance para un conocido de la casa como el huerguense Alejandro Ortiz para formar dupla con un zonal que hace tiempo hace ruido como Sebastián Jeldres.

Además, será la vuelta de César Medina, el capitán del equipo durante el ciclo de Henry Homann en la temporada pasada, entre otros ex como Manuel Berra y Leandro Dómini.

cipo-p08-medina-ex-cipo.jpg

--> “Si hago un gol, no lo gritaría por respeto al club”

Cuando Independiente pise La Visera, diez de los once jugadores recibirán los clásicos silbidos del local, pero con César Medina será diferente.

El ex capitán albinegro a principio de temporada fue marginado por Víctor Zwenger y debió buscarse nuevos horizontes.

Se marchó dolido y encontró trabajo del otro lado del puente. Hoy, el defensor por primera vez jugará en el templo de Cipo con otros colores.

“Es un partido especial para mí, es la primera vez que me toca ir de visitante al club que me formó como persona y como deportista. Cipo no vive un buen momento y me pone mal por gente que conozco y trabaja ahí como el Tuti del Prete, Germán Weiner, Miguelón (Miguel Carrasco, utilero), todo el cuerpo médico al que le estoy re contra agradecido”, admitió el marcador central.

Al analizar el partido, no considera una ventaja el flojo presente del Capataz. “No sé si es bueno o malo enfrentarlos ahora. El fútbol tiene esas cosas y nunca sabés lo que va a pasar. Cada partido es diferente”, señala con cautela.

Lo que sí tiene claro y anticipa es su posible reacción si llega a convertir. “Si hago un gol, no lo voy a gritar por respeto a lo que he vivido con la camiseta de Cipo y lo que me ha dejado el club. Pero sí que voy a dejar todo por Independiente, que me paga el sueldo, me hace sentir profesional y me permite seguir jugando a la pelota”, aclara agradecido por partida doble.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario