El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
73% Hum

Choque y milagro en la ruta

Terrible palo de frente en la 22. Tres heridos al hospital, uno de 11 años.

Ayer por la mañana, minutos después de las 8, se produjo un violento choque frontal en Cipolletti, que solo por fortuna no se convirtió en tragedia.

Ocurrió en la Ruta 22, a la altura de Paso de los Libres, uno de los ingresos a la ciudad por la zona sur. Como consecuencia del fuerte impacto, dos hombres y un niño de 11 años resultaron heridos, por lo que fueron inmediatamente trasladados al Hospital Pedro Moguillansky.

Te puede interesar...


El propio director del centro asistencial de la ciudad, Carlos Lasry, aseguró que el estado de salud de todos los lesionados no revestía gravedad. Ya al mediodía, confirmó que el menor se encontraba en su casa, mientras que el que peor parte se llevó en el accidente era trasladado al Hospital Castro Rendón, de la vecina ciudad de Neuquén.

Un palo durísimo
El choque fue protagonizado por un Volkswagen Gol Trend -con chapa IHF 745- de color negro y una camioneta Fiat Fiorino blanca (GYS 267).

Ambos vehículos quedaron completamente destrozados e inutilizados, aunque la utilitaria fue la que se llevó la peor parte, ya que terminó semivolcada sobre la margen

Como consecuencia del fuerte impacto, el utilitario quedó semi volcado sobre una margen norte de la cinta asfáltica. El conductor, en tanto, quedó atrapado entre los hierros de la camioneta y no pudo salir por sus propios medios. Lo hizo recién cuando llegó la asistencia de las fuerzas de seguridad. Posterior mente llegó una ambulancia que lo trasladó al hospital.

En el otro auto viajaban un hombre con su pequeño hijo. Este rodado, que se dirigía en dirección Cipolletti – Fernández Oro, opuesta a la de la Fiorino, terminó a varios metros del otro rodado, pero sobre el mismo carril.

Ante esta situación, la Policía intervino rápidamente cortando el tránsito durante varios minutos, con lo que se generó una gran congestión en el tránsito, que por esas horas es abundante en esa zona de la ciudad, momentos en los que mucha gente va de ciudad a ciudad a sus puestos laborales.

Los uniformados trabajaron en el lugar realizando las pericias correspondientes para tratar de determinar en circunstancias se produjo el violento accidente.

Horas pico
Caos en el ingreso a la ciudad

Circular por los ingresos a la ciudad en horas pico, ya sea por la Ruta 22 o la 151, es un real peligro. En el caso de la 22, donde ocurrió el accidente de ayer, la situación es aún peor, con innumerables cruces y poco espacio para realizar maniobras a quienes quieren bajar de la ruta. Es más complejo aún por la noche, ya que en sectores que hasta hace no mucho tiempo estaban iluminados, hoy se han convertido en una boca de lobo, lo que sumado a la imprudencia de los conductores hacen un combo explosivo.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario