El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
37% Hum
LMCipolletti Neuquén

Bartolomé Antonio Peri y su familia

El Coronel Peri fue gobernador de Neuquén y su familia tuvo lazos con la creación de la bodega de La Falda.

El confluir de historias familiares que se fueron asentando en esta región de la Norpatagonia, permite abrir un abanico de hechos que se entretejieron a lo largo y ancho de estos noveles Territorios Nacionales, Río Negro y Neuquén. En 1943 (bajo la presidencia del General Edelmiro J. Farrel) llegó a Neuquén el nuevo gobernador, el Coronel Bartolomé Antonio Peri, nacido en San Pedro, Buenos Aires, hijo de inmigrantes oriundos de Liguria, Génova (donde habían vivido los padres del General Manuel Belgrano Peri, nuestro prócer, con los que compartían el mismo apellido).

Peri había nacido el 20 de septiembre de 1890 y falleció en Buenos Aires en junio de 1949. Llegó a este Valle junto con su esposa María Carolina Navarro (maestra) y sus dos hijos: Eva Alejandrina y Jorge Horacio, que años más tarde, ya recibido de abogado, se casó con Rosario Rotger, unión de la que nacieron cuatro hijos: Graciela, Mónica, Horacio y Daniel Peri.

Te puede interesar...

Daniel, nieto del ex gobernador, nos cuenta que su padre Jorge Horacio Peri, abogado, de gran trayectoria como Camarista Federal, fue un enamorado de la Patria: nacido en 1921, falleció trágicamente en 1995, cuando lo mataron para robarle su jubilación.

Mercedino, aclimatado en Bahía Blanca, de imponente presencia, amable, comprensivo e impregnado de bondad, como lo narra el periódico La Nueva Provincia del 28 de marzo de 1998: “Enamorado de la Patria”. En la foto lo vemos Jurando como fiscal de Estado de Río Negro. También fue Ministro del Superior Tribunal de Justicia de La Pampa, e innumerables actividades más.

hijo Coronel Bartolomé Antonio Peri.jpg

Su padre, Bartolomé, había ocupado muchos cargos propios de su rango en varias provincias del Norte Argentino siempre acompañado de su familia. Como se estilaba en esa época, los militares eran trasladados permanentemente a diversas ciudades. Hasta que un día fue citado por el General Podestá, que le ofreció el cargo de Gobernador del Territorio de Neuquén (todavía no era Provincia, recién lo fue en 1955/1958).

El biógrafo de Bartolomé Peri, don Carlos Agustín Ríos, da cuenta de que la reorganización de la Comisión de Abastecimiento fue una de sus primeras acciones de gobierno. Otro punto importante al que le prestó atención fue a la salud pública y la asistencia y previsión: gestionó subvencionar las Salas de Primeros Auxilios a lo largo del territorio.

Un tema importante fue la preocupación del agua potable de Zapala y Cutral Co. Realizó trámites en la Administración General del Agua. Tramitó fondos al Poder Ejecutivo Nacional para dedicarlos a un plan de construcción de viviendas destinadas a empleados y obreros. Se habilitaron cinco nuevas oficinas de justicia de paz y registro civil para Añelo, Centenario, Bajada del Agrio, Mariano Moreno y Taquimilán. Se realizaron refacciones a los edificios escolares y asistencia para el alumnado. Fundó las escuelas 123 y 124 en Vista Alegre y Centenario, y la 107 en Bouquet Roldán.

Coronel Bartolomé Antonio Peri.jpg

Otro tema al que se abocó fue los caminos. Se construyeron puentes que fueron reemplazando a las balsas. Luchó para que la riqueza minera del territorio se explotara en forma racional y efectiva. Consideraba que estas tierras estaban a la vanguardia de los recursos potenciales del país, pues sus fuentes productoras significaban ponderables recursos de energía hidroeléctrica, de carbón, de asfaltita, petróleo e innumerables minerales como el oro de Chos Malal y Minas, el plomo en el río Agrio, la baritina, el cloruro de sodio de Huitrin, azufre, manganeso y el hierro del norte, signos de futura riqueza y economía del Neuquén.

Se construyeron en su mandato, edificios para Comisarías, casas para personal superior policial, casas para agentes, edificios para talleres, depósito policial, caballerizas y depósitos de carros y forrajes, construcción del Club náutico para el personal. Grande fue su obra de gobierno “gobernante activo, activo, dinámico, y su obra digna de imitarse.” nos dice don Ríos.

Dijimos en otro escrito que Peri se emparentó con Bernardo Herzig, originario de Fulda (Alemania), que había arribado a estas tierras del sur en 1910 con apenas 20 años. Conoció aquí a Felisa Mercedes París, cuya familia estaba asentada desde 1906, se casaron y tuvieron dos hijos: Jorge Bernardo y María Cecilia, casada años después con el abogado Enrique Mario Suárez. Tuvieron tres hijos: María Laura, Enrique Bernardo y Sergio Mario Suárez.

Coronel Bartolomé Antonio Peri.jpg

Con el devenir del tiempo, trabajo y esfuerzo, Bernardo logró levantar un establecimiento vitivinícola llamado Bodega La Falda que dio trabajo a mucha gente que todavía hoy lo recuerda. El lugar se ha convertido en la actualidad en una Bodega-Museo.

Su compromiso con el pueblo que lo había abrazado lo llevó a desarrollar diversas actividades y a ocupar diferentes cargos como el de Comisionado Municipal de Cipolletti desde 1927 hasta 1930 (durante la Presidencia de Irigoyen), director del Banco Provincia de Río Negro y Neuquén y muchas tareas más en pos de su comunidad. Eva Peri y Jorge Herzig tuvieron dos hijos: Jorge Bartolomé Herzig (fallecido recientemente) y Alejandra, autora de estos recuerdos.

Familias asentadas en este valle en el Siglo XX y que escribieron la historia de los noveles territorios nacionales Río Negro y Neuquén, devenidos en pujantes provincias.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario