El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
21% Hum
LMCipolletti Patagones

Barra, una de las caras nuevas de Cipo

El volante oriundo de Patagones encontró una chance.

Se fue de su casa en Carmen de Patagones a los 12 años tras el sueño de convertirse en jugador de fútbol profesional, después de haber sido captado por Mario Cesarín en un Mundialito aquí, en el Alto Valle.

La pensión de Newell’s fue la casa de Mariano Barra desde que arrancó el secundario. Volante central, de hablar pausado y convincente, fue capitán en la división 1997 que promovió a primera al neuquino Joaquín Torres.

Te puede interesar...

“Estábamos haciendo fútbol. En mi equipo jugaba el Monito (Daniel) Opazo, que apenas se enteró de mi llegada a Cipo me llamó y se puso contento. Fue dura toda la rehabilitación y a la vuelta ya no fui tenido en cuenta. Volví a casa”, describió el jugador, que antes de arribar a esta ciudad estuvo cerca de Sol de Mayo de Viedma.

“Yo estoy feliz y agradecido de esta posibilidad. Con Raggio (Gustavo) no coincidimos en Newell’s porque cuando dirigió inferiores lo hizo en quinta y yo era más chico. Luego, él pasó a primera y ya después dejó el club”, contó.

Pero claro que el actual técnico del Albinegro buscó referencias cuando apareció esta opción en el mercado de pases. Por estos días, Barra es uno de los convivientes en la sede albinegra. Carin Najul y Fernando Pettinerolli son sus compañeros y esperan más en las próximas horas.

Mitad de cancha

La escuela Newell’s fue cambiando su punto de partida como 5 clásico para convertirlo en un acompañante del de mayor contención. “Te van modificando las formas en inferiores, se aprende mucho”, reconoció.

Muy atento a su nueva casa, ya recorrió toda la institución. Lo pone contento saber que no padecerá el sintético y quedó maravillado con la cancha. “Sé todo lo que se generó. Mi papá tiene amigos del Valle que son muy hinchas de Cipolletti y ya me estuvieron diciendo de todo”, explicó entre risas, a la espera de un nuevo día de entrenamientos.

2019 El año de su lesión jugando con Opazo

Una práctica formal de fútbol, en la que Barra y Opazo jugaban para el equipo alternativo de Newell’s, quedó marcada por la lesión del mediocampista. En los últimos días hubo contactos del delantero con el refuerzo.

El reencuentro con otro leproso

Las vueltas del destino deportivo son impredecibles y el Albinegro es el espacio de un nueva historia en este sentido.

Diego Aguirre, el mediocampista creativo que llegó a Cipo hace dos años en circunstancias más o menos parecidas a las de Mariano Barra, también compartió con el de Patagones muchos años en las formativas de Newell’s Old Boys.

“Fueron años de compartir con él. Somos amigos. Increíble estar ahora acá siendo parte del mismo equipo otra vez”, se sorprendió Barra, que valoró la intensidad de la pretemporada que se está realizando. “Está linda, tiene una intensidad bárbara. No hay descanso, pero se nota que todos estábamos con muchas ganas de entrenar y de volver a competir”, cerró.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

20% Me interesa
80% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario