Matías Baldebenito fue declarado culpable del delito de homicidio criminis causa por el asesinato de Joaquín Vinez, ocurrido durante la madrugada del 18 de noviembre de 2018, y está a un paso de ser condenado a prisión perpetua.

Te puede interesar...

Durante la audiencia de lectura del veredicto, que se llevó a cabo ayer a las 13:30, el presidente del tribunal, Julio Sueldo, indicó que el imputado cometió el crimen por la frustración que le provocó no haber podido consumar el robo en primera instancia y que, de esta manera, quedaba comprobada la teoría de la fiscalía y del abogado querellante.

En la sala estuvieron presentes la mamá de la víctima, Matilde Maiolo, casi todos sus hermanos y hermanas y otros familiares. También se acercaron compañeros y amigos de Joaquín del Marabunta Rugby Club, donde el joven cipoleño jugaba desde muy pequeño y había logrado construir un segundo hogar. Al conocer el resultado y escuchar, una vez más, el relato de lo ocurrido el 18 de noviembre de 2018, rompieron en llanto.

Al respecto del veredicto, Sueldo detalló que la decisión de encontrar responsable a Baldebenito del delito de homicidio criminis causa fue unánime y que, a través de todas las pruebas presentadas durante el debate oral y público, fue posible concluir que “el homicidio fue con dolo directo”, es decir que el imputado apuñaló a Joaquín con la intención de matarlo y que este acto fue cometido con saña y desprecio por la vida.

“No se requiere de planificación, basta con la decisión. Ya siendo imposible robar y estando muy cerca de la puerta de escape, la víctima le pidió que se fuera, pero por la frustración, decidió matar. Estos elementos fácticos sostenidos por la acusación fueron comprobados”, sentenció el magistrado cipoleño hacia el final de la lectura de la sentencia desarrollada ayer en horas de la tarde.

El juez Sueldo, junto a Marcelo Gómez y Laura González Vitale, remarcaron que el relato del hermano de Joaquín no presentó inconsistencias, como lo había indicado el defensor oficial de Baldebenito, en un intento por demostrar que el imputado había perpetrado el crimen sin saber que el desenlace podría ser fatal.

Finalizada esta etapa, solo queda esperar al juicio de cesura donde el tribunal dará a conocer de manera oficial la condena que recaerá sobre Baldebenito. En este caso, y de acuerdo al artículo 80 del Código Penal, la única pena prevista para el delito de homicidio criminis causa es la de prisión perpetua.

Luego de que el tribunal diera a conocer el veredicto y una vez terminada la audiencia, la familia Vinez inevitablemente rompió en llanto y prefirió llamarse a silencio frente a los medios de comunicación. Sin embargo, y como lo hicieron siempre a lo largo del proceso judicial, se abrazaron y apoyaron entre todos, sabiendo que se hizo justicia y que, ahora, Joaquín podrá descansar en paz.

El juicio de cesura será programado por la Oficina Judicial de Cipolletti.

“Toda la familia hormiga te quiere”

A través de su cuenta oficial en la red social Facebook, Marabunta Rugby Club mostró su conformismo con la decisión de los jueces cipoleños que declararon la culpabilidad de Matías Baldebenito por el homicidio de Joaquín Vinez y mostraron su agradecimiento a todas las personas que acompañaron y abrazaron a la familia a lo largo del juicio.

La publicación en las redes finalizó con un mensaje directo y muy emotivo para Joaquín: “Dondequiera que estés, esperamos que ahora puedas descansar en paz. Toda la familia hormiga te quiere y te extraña”.

LEÉ MÁS

Crimen de Joaquín: cinco claves para entender el juicio

Para la Fiscalía, Baldebenito mató a Joaquín por bronca y debe ser condenado a perpetua

Baldebenito: de la arrogancia al arrepentimiento

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario