Ahora urbanizarán la toma El Espejo, cercana a la cárcel

En el lugar viven 48 familias, cinco de las cuales deberán ser reubicadas.

El Municipio dio otro paso hacia la regularización de los asentamientos irregulares en Cipolletti. Esta vez concentra sus esfuerzos en la toma El Espejo, donde funcionarios de la dirección de Hábitat y vecinos del sector acordaron la reubicación de cinco familias para abrir calles y facilitar así el avance de las obras que se proyectan.

Todos harán su aporte para que El Espejo, donde actualmente viven 48 familias, deje de ser una toma y se urbanice. Hace poco firmaron un convenio para ello. El Municipio pone los materiales y orienta la construcción de plateas y baños, la organización civil Techo facilita las viviendas, con posibilidad de una ampliación, y los vecinos colaboran con la mano de obra. Una vez que concreten la reubicación de estas cinco familias, se elaborarán los proyectos ejecutivos para nivelar las calles, hacer el alumbrado público, llevar la luz a las viviendas y el resto de los servicios, como el agua y el gas.

El paso fundamental hoy es la reubicación de estas cinco familias para terminar de definir la mensura, que está bastante avanzada, y seguir trabajando en pos de la regularización. En ese sentido, la directora de Proyectos Urbanísticos Especiales de la Municipalidad, Adriana Gallinger, señaló que la regularización del asentamiento no se logrará de un día para otro, sino que “es un trabajo paso a paso y en conjunto”.

Avances en otro asentamiento

En otro frente de trabajo, 134 familias que ocupan un lote de Juventud y Desarrollo están más cerca de conectarse a la red de energía eléctrica. Allí también se trabaja y el proceso iniciado avanzó ayer con la entrega de los primeros certificados de ocupación para pedir la conexión a Edersa.

La distribuidora de la energía sigue adelante con la obra, mientras el Municipio gana tiempo con estas constancias que desde ayer comenzó a entregar a los vecinos. “La mayoría de las 134 familias que viven allí tiene su medidor, y cuando Edersa termine la obra, con esta constancia que acredita la ocupación van a gestionar la conexión al servicio”, explicó Gallinger.

En ese loteo social, la empresa de distribución eléctrica regularizará el tendido de 310 lotes distribuidos en unas 15 manzanas. Los operarios colocarán 4000 metros de baja tensión, 500 metros de redes de media tensión e instalarán tres subestaciones. Por la obra en cuestión, Edersa invertirá unos 2.500.000 de pesos.

Se trata del segundo proyecto que de manera conjunta llevan adelante Edersa y el Municipio de Cipolletti en loteos sociales de la ciudad. El primero de ellos fue 4 de Agosto, donde la distribuidora realizó una obra que rozó el millón de pesos y benefició a 120 familias.

Mientras que en el caso de El Espejo se concretará el tercer proyecto de este tipo, con el fin de mejorar la calidad de vida de los vecinos.

LEÉ MÁS

Acelerarán el proyecto de urbanización de más tierras

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario