El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
55% Hum

Acosada por un director de escuela, suplicó volver a trabajar segura y en paz

Al denunciado lo trasladaron a otra institución, pero sigue en el sistema; y la víctima tuvo que volver a presentarse donde sufrió un año de acosos permanentes.

Hace 3 años denunció a un director de secundaria por acosos permanentes. Nunca supo que pasó con su caso en el Consejo de Educación. Al hombre lo sacaron de la institución por otra denuncia posterior que realizó una alumna. Aunque sigue siendo parte del sistema; y ahora, ella tiene que volver a trabajar a la misma escuela donde fue víctima de violencia.

Le pasó a Florencia Volpe, una docente del área contable del CEM 76, quien en diálogo con LMCipolletti expresó: "Yo lo que pido es que me pongan en otra escuela donde me sienta segura y pueda trabajar tranquila. Necesito que el Ministerio de Educación haga algo, porque esto me pasó dentro de la institución con un tipo que ya había sido denunciado".

Te puede interesar...

Es que al momento de denunciarlo, el por entonces director del CEM 76 (turno noche) ya tenía otras 13 denuncias en su contra de compañeras de escuela y alumnas. "Ya hace rato tendrían que haberlo sacado del sistema", agregó Volpe.

Ella lo denunció en 2017, pero el derrotero de su denuncia es hasta la fecha una incógnita. No sabe realmente qué dictaminó la Junta de Disciplina en el caso. No obstante, sí tuvo novedades de la Junta Médica y no son favorables a su situación.

Durante estos años estuvo con licencia y bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico. La profesional que la asistió le dio el alta para trabajar, pero no para volver a la escuela donde fue víctima de acoso. Sin embargo, dijo que la Junta Médica no dispuso aún su readecuación. Ella confía y espera que el Ministerio de Educación pueda rever su situación.

"Esa escuela me recuerda todo lo que viví. Él (denunciado) ya no está, pero cómo hago yo para sacarme de la cabeza lo que me pasó en ese lugar. Estoy a flor de piel con esta situación. Incluso hay compañeros que son amigos de él, declararon contra mí y siguen ahí. Yo quiero cerrar esta historia bien, trabajando en otra institución", expresó.

En 2017, denunció un año de acosos permanentes. El por entonces director del CEM 76 se aprovechaba de su relación de poder para interceptarla sorpresivamente cuando la encontraba sola, en los pasillos, camino al aula. Qué linda que sos. Vamos a tomar algo. Cuándo vas a dejar a tu marido. Por vos todo. Te bajo el cielo. Este tipo de comentarios recordó que le hacía. "A mí me transpiraban las manos, me dolía la panza, me descomponía. Fue permanente y jamás le dije nada porque no podía, me bloqueaba", se sinceró.

Dijo que se "bancó" esta situación por un año, hasta que no pudo más y lo denunció. Entonces, comprobó que tenía otras 13 denuncias en su contra por la misma razón.

CEM 76 WEB01.jpg

En 2018, supo de una alumna que lo denunció y por ella fue apartado del establecimiento educativo. "La solución fue sacarlo y ponerlo en otra escuela. Y no estamos hablando de una persona que no conoce nadie", sostuvo.

En su caso particular, aclaró que el acoso fue verbal y parece que la Junta le exige pruebas más allá de su relato. "No entiendo qué quieren, si todo esto lo hacía cuando me agarraba desprevenida y estábamos solos", apuntó.

La docente aseguró demás que tampoco nadie la llamó para decirle qué pasó con su causa. Dice que no tiene idea. Pero supo que el denunciado, durante la semana pasada de asambleas, tomó más horas. Aunque no las puede ejercer, sí las puede retener; y la víctima no puede creer que el sistema se lo permita. "Deberían sacarlo, no se merece estar al frente de otras compañeras y alumnas", enfatizó.

Volpe tiene 33 años y hace 7 que ejerce la docencia. Aseguró que tiene muy claro que ella no fue el problema, si no el denunciado por muchas otras docentes y alumnas. Sin embargo, advirtió que desde que fue víctima de acoso "perdió" en distintos frentes. Desde lo emocional, hasta lo económico. Tanto es así que de 36 horas de trabajo que tenía, se quedó con apenas 12 y un sueldo que no le permite llegar a fin de mes.

"No quiero escuchar más nada de él. La última vez que me llamaron para contarme que había sido denunciado por una alumna terminé internada con un lavado de estómago", confesó. Sólo espera volver a trabajar en otro lado, segura y en paz. Que se haga justicia por ella y todas las que fueron víctimas.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.3478260869565% Me interesa
0% Me gusta
7.2463768115942% Me da igual
0% Me aburre
88.405797101449% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario