El clima en Cipolletti

icon
Temp
80% Hum
LMCipolletti Agustina Fernández

A un año del femicidio de Agustina Fernández marcharon por las calles para perdir Justicia

Con carteles y al grito de justicia, reclamaron prisión perpetua para Pablo Parra, acusado de cometer el femicidio.

Un año de dolor, de un duelo que no se termina porque aún no llega la justicia que se necesita para esclarecer el femicidio de Agustina Fernández, la joven pampeana que llegó a Cipolletti para estudiar medicina y cumplir su sueño de ayudar a los demás.

La Plaza de la Justicia fue el lugar desde donde esta tarde partió la movilización que llevó nuevamente a las calles el grito desgarrador de su madre, sus amigas, familiares, vecinos a integrantes de organizaciones para que se condene con todo el peso de la ley a quienes cometieron el crimen.

Te puede interesar...

Reel Marcha 1 año femicidio Agustina

Con carteles e inicialmente marchando por la zona céntrica, reclamaron “perpetua para Parra”, el único acusado del femicidio de la joven estudiante de medicina. La mamá de Agustina, Silvina Cappello, encabezó la movilización junto a familiares y amigos de la víctima que viajaron a Cipolletti desde La Pampa.

La causa que investiga el femicidio de Agustina se encuentra atravesando la etapa preparatoria, camino al juicio. Pablo Parra, quien era vecino y amigo de Agustina, es el único acusado y detenido en el marco de la investigación.

La madre de la joven asesinada nunca confió en la teoría del robo que ni bien sucedió el hecho marcó Parra. Desde los primeros días de la investigación Cappello centró las sospechas sobre él.

“Ella soñaba con salvar vidas y así fue, no como doctora, pero con mayor altruismo”, fue una de las frases de una placa colocada junto a un árbol que se plantó en la Plaza de la Justicia. Ofelia de Villar, mamá de Verónica Villar, víctima de uno de los triple crimen de Cipolletti, estuvo acompañando a Silvina Cappello en la marcha.

Marcha Agustina 050723 E Ch.jpg

“Basta de femicidios. Venimos de mujeres, qué nos está pasando. Agustina lamentablemente hoy no está, es una víctima que no tiene voz. Si nos tocan a una, nos tocan a todas. Les pido que sigan acompañando”, dijo Cappello antes de dar lectura a una carta que envió la hermana Martha Pelloni.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario