En ese sentido, los invitó a retirarse de tierras rionegrinas si no les gusta su estadía. “Si no están conformes con el trato que reciben, que no es más que lo que marcan las normativas, entonces que se retiren de Río Negro y dejen el servicio en manos más responsables”, remarcó el ex intendente cipoleño.

De esta manera, Weretilneck respondió a las aseveraciones vertidas por autoridades de la empresa distribuidora de la energía, quienes habían acusado a la Provincia de intentar ahogarla financieramente. El mandatario dijo que “la Provincia nunca ha dejado de cumplir sus obligaciones con Edersa. Muy por el contrario, es la empresa la que ha incumplido casi sistemáticamente con sus compromisos con un servicio deficiente, con múltiples problemas para los usuarios como consecuencia de su falta de inversión en el sistema”.

“Si no están conformes con el trato que reciben, que es el que marcan las normativas, entonces que se retiren de Río Negro y dejen el servicio en manos más responsables”. Alberto Weretilneck Gobernador de la provincia de Río Negro

A su vez, indicó que “la negligencia de Edersa no es sufrida únicamente por el Estado provincial, sino por los miles de usuarios del sistema eléctrico en la provincia que padecen con frecuencia las consecuencias del mal servicio. Prueba de ello es la multa por $53.500.000 que el EPRE debió imponerle por dejar a miles de usuarios por más de diez horas sin servicio o por sufrir más de seis cortes en un mes”. Así, aseguró que desde el Estado deben garantizar que se le cumpla con los servicios a todos los rionegrinos, pero advirtió: “Estamos ante una empresa que no lo está haciendo y que en vez de asumir sus responsabilidades busca culpar al Gobierno por sus desmanejos y el vaciamiento de la empresa que están haciendo”.

Weretilneck dijo que siempre cumplieron con la empresa, pero que como respuesta sólo recibieron “amenazas, infundios y extorsiones, como la de tratar de cortar el servicio eléctrico a ARSA y dejar sin agua a todas las familias rionegrinas”. Por último, advirtió a los rionegrinos que el servicio está en peligro, así como también la continuidad de las tarifas sociales y el Plan Estímulo, ya que a pesar de que los usuarios pagan sus boletas todos los meses, Edersa no hace lo propio con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), a la que debe cerca de $450 millones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario