Weretilneck acompañó al grupo Familiares del Dolor en Cipolletti

Padres de chicos que fueron asesinados se reúnen cada año para compartir experiencias y olvidarse, por un segundo, de mal momento que les toca pasar.

En una emotiva noche llena de recuerdos y experiencias, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, acompañó ayer a los Familiares del Dolor en un encuentro que se repite cada año. El grupo está compuesto por padres y allegados de chicos y chicas a quienes le arrebataron la vida en las calles de la ciudad y que aún continúan pidiendo justicia.

Marcelino Olivas, integrante del equipo, perdió a su hijo en el año 2008 en manos de dos delincuentes que, si bien fueron condenados, gozan de beneficios tras las rejas que generan malestar entre la sociedad. Hoy, se encarga de organizar el evento y aportar una cuota de felicidad para los padres de las víctimas.

"Weretilneck dijo que era muy bueno que hubiera mucha gente, pero que también significaba que había mucho dolor", recordó Olivas.

"Le agradecemos al gobernador por haber estado anoche en el salón de Bomberos Voluntarios. Él siempre está, dando un consejo, una mano a los familiares, siempre está con nosotros", expresó Olivas en diálogo con LU19 La Voz del Comahue.

No sólo asistió gente de la localidad cipoleña, sino también de otras ciudades como Viedma y El Bolsón, aunque hubo familias que no pudieron asistir. Se acomodaron más de 30 mesas y los presentes pudieron disfrutar de una noche en la que compartieron experiencias, anécdotas y, con un poco de tristeza, recuerdos que quizá hoy preferirían dejar en el olvido.

Opiniones sobre el nuevo Código Procesal Penal

Olivas aseguró que el nuevo Código representa "una puerta abierta" pero que no llega a ser lo que ellos pidieron y reclamaron. "Lo vemos con un poco de dolor. Cuando te matan a a un hijo aprendes leyes, te volvés un abogado, por eso creemos que le falta mucho camino por recorrer".

A su vez, explicó que los padres y familiares de víctimas necesitan contención de por vida y no sólo una semana después del hecho. Por ello exigen "igualdad ante la ley y ante el Código".}

"Mi hijo se fue y no me lo van a devolver nunca más".

"Queremos igualdad de condiciones y tenemos que seguir luchando por esto. A los asesinos si están mal porque están tras las rejas los asisten de manera inmediata, les dan lo que necesitan, los benefician si estudian. ¿Y a nosotros? Hay papás que se han suicidado porque no soportaron el dolor de haber perdido un hijo y hay quienes lo han intentando", concluyó con dolor el organizador del evento.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario