El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
58% Hum
LMCipolletti embarazada

Vecinos justicieros acorralaron al ladrón que le robó a una embarazada

El delincuente quiso despistarlos ocultándose en el Policlínico Modelo, pero adentro un policía lo redujo tras forcejear con él. Iba armado con un cuchillo.

"Gracias a Dios, mi beba y yo estamos bien", expresó Jimena, de 30 años, la mujer embarazada de 8 meses a quien le robó un ladrón en calle General Paz. El jueves, alrededor de las 20, iba caminando por allí con las bolsas de verdura que hacía instantes había comprado en un comercio cercano. En una mano llevaba la billetera y el celular; y detrás de ella caminaba un joven. Casi llegando a la esquina de la estación de bombeo de Aguas Rionegrinas, el sospechoso se le adelantó y le arrebató sus pertenencias.

"Lo único que se me ocurrió hacer en ese momento fue correr y gritar que me habían robado", recordó Jimena, en diálogo con LM Cipolletti. Corrió media cuadra, agarrándose la panza, hasta llegar a una mueblería de la General Paz. Luego cruzó la calle pero ya no puso seguir. "Me robaron, me robaron", exclamaba, desesperada.

Te puede interesar...

La ciclovía estaba llena de gente y un grupo de jóvenes que entrenaba para una maratón escuchó sus gritos e intervino justo a tiempo cuando el ladrón se escapaba. Lo persiguieron. "No sé si el ladrón se cayó o lo tiraron, pero alcanzaron a sacarle la billetera", contó Jimena.

Aunque los vecinos justicieros superaban en número al delincuente, éste logró escabullirse de nuevo y siguió corriendo hasta el Policlínico Modelo, donde ingresó para despistarlos. Sin embargo, dentro de la institución había un policía de guardia. "Cuando lo vio ingresar, el efectivo lo redujo tras un forcejeo", agregó el jefe de la Comisaría Cuarta, Osvaldo Huanque.

Justo iban entrando dos de los muchachos que lo corrían; y al verlo esposado, luego se retiraron del lugar. Mientras tanto, algunas mujeres contuvieron a la víctima en la ciclovía.

"Tenía la panza dura, lloraba, temblaba. Estaba muy descompuesta", recordó.

Debido a su estado, un patrullero trasladó a la mujer embarazada hasta la unidad policial del centro, donde radicó la denuncia correspondiente. Del ladrón sólo recordó que tenía el cabello negro y la tez blanca; y que llevaba una remera azul. "No alcancé a ver su cara. Fueron dos minutos", indicó. Se supo que tiene 19 años y tiene antecedentes por otros hechos similares.

Asistencia en la comisaría

Una ambulancia se acercó hasta la comisaría y el personal de salud le tomó la presión y escuchó los latidos de su beba. "Por suerte, estamos bien. Fue el susto lo que me hizo poner la panza dura", expresó Jimena. Luego, un patrullero la trasladó hasta su casa.

Ahora que está más tranquila, ya que en su momento manifestó que se sintió "aterrada", se dio cuenta que podría haber sufrido un hecho aún más violento, con consecuencias graves. Es que el joven ladrón iba armado. "Se descartó de un cuchillo cuando iba corriendo, conforme los testigos", señaló Huanque; a lo que la víctima agregó: "Por suerte conmigo no lo utilizó. Sólo me manoteó las cosas".

Permanecía detenido por una causa inicialmente caratulada como hurto. La fiscalía le iba a formular cargos. En tanto, Jimena pudo recuperar sus pertenencias en buen estado y agradeció a todas las personas que la ayudaron. También al personal policial y a la ambulancia que la asistió.

En abril nacerá su hija.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

20% Me interesa
20% Me gusta
10% Me da igual
0% Me aburre
50% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario