Vecinos acusan a la Muni de inundarles el barrio

Aseguran que el Ejecutivo asiste a una toma a costa de ellos.

El barrio Juventud y Desarrollo también quedó bajo el agua como el Obrero, las tomas 2 y 10 de Febrero, Puente 83 y otros puntos críticos de la ciudad. Sin embargo, los vecinos de ese sector dicen que no sólo no contaron con la ayuda del Municipio, sino que los trabajos de desagote que lleva a cabo el personal con camiones cisterna para liberar el agua acumulada en otros sectores a ellos los está perjudicando.

“Es una desidia total lo que han hecho con Juventud y Desarrollo, y nos siguen tirando el agua que viene del norte. Para el Municipio no existimos”, sostuvo la presidenta de la comisión vecinal, Nieves Castro, a LM Cipolletti. Y añadió: “Taparon una acequia y el agua corre por el barrio. No puede ser que hagan un trabajo para liberar a unos y perjudicar a otros”.

El barrio está asentado al norte de Circunvalación, en conflicto con el gobierno local por la prohibición de urbanizar las tierras.

“Nos siguen tirando el agua que viene del norte. Para el Municipio no existimos”, se quejó la titular de la comisión de Juventud y Desarrollo.

Los vecinos de esa barriada, constituida por 120 familias, están indignados porque dicen que nadie se contactó con ellos para preguntarles si necesitaban algo, aún cuando en un abrir y cerrar de ojos tuvieron medio metro de agua en el interior de sus viviendas.

En ese contexto, llamaron al 109 y pidieron ayuda para una maestra con cáncer que necesitaba dejar su casa lindante a un desagüe. Castro llamó a Defensa Civil y ahí le dijeron que estaban abocados a Puente 83 y las tomas. La docente tuvo que arreglarse sola para salir de su casa. Caminó 400 metros hasta llegar a una pasarela y su familia pasó por ella en un auto.

“Estamos tan afectados como las tomas, pero a Juyde no ingresan porque tenemos otro estatus. Y no es justo. Somos todos ciudadanos, ricos o pobres, estamos todos inundados”, sostuvo la vecinalista.

Advirtió que la diferencia está en la forma de conducir los reclamos: “Nosotros no cortamos calles, no salimos a protestar, no queremos subsidios ni que nos den lavandina. Pero necesitamos que nos escuchen”.

Y prosiguió: “No es justo que nos sigan tirando el agua que sacan de otros lados, que liberen algunos sectores, a costa de perjudicarnos a nosotros. Tienen que pensar que la comunidad es un todo y salimos adelante con todos. No puede ser que toda una ciudad tenga que estar pendiente de lo que le pasa a un sector”.

Prioridades
El intendente Aníbal Tortoriello recordó la asistencia social que brindaron en los días más críticos y siguen haciendo priorizando los sectores más vulnerables de esta ciudad, donde las familias no cuentan con movilidad y tienen todo tipo de necesidades. En cuanto al desagote, indicó que “el trabajo es para todos igual, todas las cisternas van chupando el agua por todos lados”.

Y le llamó la atención que siendo tan grande la red de asistencia -si se tienen en cuenta las ONG y los vecinos voluntarios que colaboraron con el Municipio- los habitantes de Juventud y Desarrollo no hayan tenido respuestas a sus reclamos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario