Vándalos atacaron un colectivo y dejaron una herida

Casi llegando a Neuquén, una unidad de Ko-Ko recibió una lluvia de piedras desde debajo del puente. Reventaron una ventanilla.

Con el arribo del verano y numerosas personas que concurren a bañarse a la zona ubicada debajo del puente carretero, también comienzan a producirse graves hechos vandálicos con niños y jóvenes que atacan con piedras a los vehículos. Ayer por la tarde se vivió uno de esos hechos delictivos, que dejó a una mujer herida y un gran susto en una treintena de pasajeros que viajaba en un servicio de la empresa Ko-Ko.

El incidente se produjo alrededor de las 16:15, cuando la unidad 394 cumplía el servicio expreso que parte de Villa Regina y llega hasta la terminal de micros de Neuquén capital. Luego de atravesar el puente y a escasa distancia del puesto policial de la caminera de la vecina provincia, varias piedras dieron de lleno contra el parabrisas y una de las ventanillas de los pasajeros. El impacto fue muy fuerte e hizo estallar una ventanilla, con restos de cristales que alcanzaron a varias personas. Atemorizados, varios niños pequeños que viajaban junto a sus familiares empezaron a llorar y el conductor de la unidad se vio obligado a estacionar a un costado de la ruta.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario