El clima en Cipolletti

icon
35° Temp
9% Hum
LMCipolletti PAMI

Uno de los femicidas de Agostina estafó al PAMI en $126 millones

Se trata de Enzo Monsalve, quien solicitó una domiciliaria aduciendo tener hemofilia. Si bien la padece, la fiscalía acreditó que con la misma estafó al PAMI.

Uno de los cincos acusados por el brutal femicidio de la cipoleña Agostina Gisfman intentó modificar su situación de detención a una prisión domiciliaria, pero sus antecedentes le jugaron una mala pasada. La fiscalía trajo una causa federal donde cometió una millonaria estafa al PAMI junto a algunos familiares precisamente con la enfermedad que argumentó para dejar la preventiva.

Enzo Monsalve, quien recientemente se sumó junto a otras dos personas a la lista de acusados de asesinar a la joven cipoleña, incluso en calidad de coautor y ser uno de los que la incineró en el basural de Centenario, solicitó a través de su abogado defensor modificar la prisión preventiva a domiciliaria por padecer hemofilia.

Te puede interesar...

La petición fue solicitada en una audiencia realizada el martes a la mañana ante el juez de garantías Mauricio Zabala. En la misma, la defensa de Enzo Monsalve -sobrino de Juan Carlos Monsalve- solicitó que el acusado modifique su situación de detención porque padece de la enfermedad de Hemofilia A severa (enfermedad genética ligada al cromosoma X) y que ante ello necesitaba ciertos cuidados que no se pueden cumplir en una alcaldía.

Sin embargo, al tomar la palabra la fiscalía la situación se le complicó. La fiscal del caso Eugenia Titanti trajo como prueba para argumentar su rechazo a la modificación de la cautelar una causa de la Justicia Federal en contra de Enzo Monsalve, dos hermanos de él y otras personas más por defraudación a la administración pública.

LM Neuquén pudo conocer que la denuncia por la estafa la realizó la obra social Pami en el año 2009. A través de una investigación se logró determinar la maniobra fraudulenta que realizaba Monsalve en complicidad con dos de sus hermanos.

La misma consistía en recibir una medicación para su enfermedad -los tres hermanos padecen Hemofilia A severa- y en vez de consumirla, la vendían. La Justicia Federal ya solicitó la elevación de la causa a juicio por el delito de defraudación contra la administración pública y aún se aguarda su realización.

Se pudo conocer que los mismos recibían cada uno en forma gratuita, cincuenta cajas mensuales, cuyo costo era de 1500 pesos cada caja. Luego, las enviaban vía encomiendas a la ciudad de Buenos Aires, donde otro cómplice las recibía y se encargaba de vender las sustancias medicinales en distintas droguerías. Una vez concretada la venta, los hermanos Monsalve cobraban por dicha transacción.

Para colmo, se demostró en la investigación que en caso de sufrir alguna urgencia, ya que la medicación en efecto la necesitaban para vivir, los mismos recurrían al hospital Castro Rendón en Neuquén capital para su atención médica. En total, se estimó un perjuicio económico de 126 millones de pesos que concretaron a la obra social Pami.

De esta manera, la fiscalía rechazó la solicitud del defensor y también trajo la historia clínica del acusado, donde surge que no hace el tratamiento para su enfermedad.

Tras escuchar a las partes y analizar la evidencia presentada, el magistrado resolvió rechazar la petición de la defensa y confirmar la prisión preventiva para Enzo Monsalve.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario