Una multitud de cipoleños copó el "balneario" de El 30

Está prohibido el uso recreativo del canal principal, pero igual se bañan.

Las prohibiciones se mantienen pero el “balneario” de El 30 sigue siendo un imán para muchos cipoleños que buscan escaparle al calor y disfrutar del agua, en un esparcimiento que comparten por igual niños y adultos. Los riesgos son muy grandes pero las ganas de pasar un buen momento y la falta de controles se unen para dar vía libre al uso recreativo del canal principal.

Desde que empezaron los calores, el sector viene siendo utilizado como espacio verde y de disfrute por una gran franja de la población, es especial, de la zona norte y noreste. Ayer y el fin de semana no fueron la excepción y fueron numerosas las familias que se acercaron al lugar, donde hay algunos servicios que facilitan el ocio y la distracción.

El “balneario” de El 30 no es tal, en realidad. Lo único habilitado por el Municipio es un área bastante amplia con césped, árboles y parrillas que permiten pasar las horas más o menos confortablemente a los vecinos que se acercan para gozar del aire libre. El canal que flanquea la zona verde no puede ser utilizado para bañarse porque legalmente está prohibido y por el riesgo que suponen las aguas, cuyo caudal a veces es muy elevado. Además, hay tramos del cauce bastante profundos.

Como las autoridades de la comuna no tienen apostados guardavidas para atender eventuales contingencias, los peligros se disparan para las personas que se aventuran a meterse en el caudal, pues todo depende de sus propias habilidades y de su atención para que no se produzcan desgracias. El único lugar público autorizado para actividades acuáticas es la gran piscina de la Isla Jordán, la que, por estar en el extremo sur de Cipolletti queda muy lejos para muchos habitantes, sobre todo los de menos recursos.

Ayer fueron muchos los vecinos que concurrieron al “balneario”, aprovechando el feriado navideño. Algunos disfrutaron de la sombra y las parrillas, otros se dieron también un chapuzón en el canal.

70 metros cúbicos por segundo puede alcanzar el canal.

A la altura de El 30, el principal curso artificial de agua de la región tiene menores valores ya que hay un desvío del curso para la centralita hidroeléctrica. Aun así, el caudal es peligroso.

Un espacio verde con pros y contras

El llamado “balneario” de El 30 cuenta con servicios que dependen del Municipio y que son de mayor o menor calidad. Por ejemplo, algunos de los que concurrieron al espacio verde se quejaron ayer por el mal estado de los baños públicos, que necesitan ser mejorados. En cambio, no hay comentarios negativos sobre el arbolado y el césped. Se escuchó decir que personal de la comuna ha procedido a quitar algunas escaleras que eran usadas para bajar hasta el canal pero la gente igual sigue llegando a las aguas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario