Una jornada de calma para ir a votar a las escuelas

En Cipolletti los comicios se realizaron sin grandes complicaciones.

La mañana fría que amedrentó a muchos cipoleños durante las elecciones a gobernador terminó por convertirse en una agradable jornada que incentivó a más personas a acercarse a las urnas. A pesar de algunas fallas edilicias y de la presencia de padrones desorganizados, miles de electores concurrieron a las escuelas cipoleñas para ejercer su derecho democrático.

En las primeras horas de ayer, unos pocos autos circulaban por las calles de Cipolletti y los policías utilizaban los pupitres como conos de tránsito para ordenar el estacionamiento frente a algunos colegios. Pero la modorra del domingo y la baja temperatura aún impedían la llegada de los electores.

Te puede interesar...

Después de las 10, cuando solo había votado un 15% del padrón, las autoridades de una mesa del colegio Belgrano decidieron hacer una mudanza abrupta. “Nos dejaron la mesa afuera y pasamos mucho frío; ni siquiera teníamos papel para tapar las ventanas de las aulas”, aseguró la presidenta, que optó por un aula en el interior para resguardarse de las bajas temperaturas, que subieron a medida que se acercaba el mediodía.

Los colegios recibían a los votantes engalanados con banderas argentinas en las que se destacaban las Islas Malvinas, y que habían sido confeccionadas por los alumnos para conmemorar el 2 de Abril. Ese mismo día también se desarrolló una jornada de concientización sobre el autismo, por lo que muchos colegios tenían posters alusivos a la ocasión.

La indumentaria de domingo parecía primar entre los electores, que acudían a las escuelas con conjuntos deportivos o zapatillas urbanas. Hasta el candidato a legislador Sebastián Caldiero optó por calzado informal y una camisa a cuadros. Sin embargo, otras autoridades de mesa prefirieron mantener la solemnidad del acto democrático y controlaban el desarrollo de los comicios con traje y zapatos de cuero.

Entre los acompañantes, se contaban curiosos adolescentes y hasta bebés recién nacidos, que llegaban a los colegios cubiertos con frazadas suaves. Una pareja llegó a la ESRN 5 con un caniche y un bóxer blanco, que se convirtieron en una atracción para los niños.

El ritmo de votación fue lento. A la mañana temprano, cuando estaba fresco, fueron pocos los que salieron de su casa en dirección al cuarto oscuro.

En la ESRN 89, los coordinadores atendían las consultas de los votantes y los dirigían a sus mesas o, incluso, a otros colegios. “Están los padrones muy desorganizados y tenemos que hacer arreglos a mano”, explicó una de las autoridades mientras mostraba un listado de nombres y apellidos escritos con lapicera.

En el mismo establecimiento, Constanza y José hacían malabares para resolver los problemas que surgían en la mesa 1304. Además de la desorganización de los padrones, se encontraron con un aula sin picaportes. “Lo resolvimos sacando la cerradura y armando un picaporte con alambre”, explicó José.

En pleno centro de la ciudad, y entre un mar de persianas bajas, solo algunas cafeterías rompían con el ritmo apacible del domingo. En las mesas de la vereda, varios grupos de hombres hablaban sobre las elecciones mientras en sus tazas reposaba, aún fresca, la borra del café.

Amenazas, falta de boletas y un presidente de mesa borracho

“Faltan boletas de un partido”. En varios puntos del Valle, los votantes repitieron el reclamo, siempre en las mismas mesas. Al parecer, hubo pícaros tratando de alterar la normalidad de las elecciones provinciales. Se reponían al instante.

En una mañana que arrancó sin problemas en toda la provincia, repentinamente hubo temor. En Chichinales alguien dejó una amenaza de bomba en una escuela y se suspendió la votación hasta que la Policía descartó riesgos.

La Justicia Electoral tuvo que reemplazar a varios presidentes de mesa ausentes sin aviso. El caso más llamativo fue el de una mesa a la que llegó el suplente, pero totalmente borracho, por lo que lo mandaron a su casa.

Sofía y Candela llegaron bien temprano a fiscalizar las elecciones

El compromiso político comienza con la juventud

Aunque las mañanas de elecciones parecen reservadas para el pelo gris y los rostros surcados de arrugas, la juventud de Sofía y Candela parecía destacarse en la Escuela 53, en pleno centro cipoleño. A diferencia de lo que eligieron otros chicos de su edad, las jóvenes neuquinas madrugaron ayer para presentarse como fiscales de su partido en las escuelas de Cipolletti.

“Hace un año y medio que empecé a militar”, explicó Sofía, de 16 años, y aclaró que no fue por información que circuló en su escuela sino por su propio interés y una red de contactos que la llevaron a ser parte de Nuevo Más junto a Candela, de 18. Ambas llegaron bien temprano para controlar el desarrollo de los comicios y resguardar los votos para el candidato Aurelio Vázquez.

Si bien son las más jóvenes de su grupo de militancia, aclararon que hay muchos jóvenes interesados en política, pero no todos tienen el compromiso para sostener las actividades que ésta demanda.

“Es la primera vez que vengo a una elección”, sostuvo la joven y aclaró que muchos compañeros de la organización vigilaban los comicios en distintas escuelas de Cipolletti. “Pero ninguno de mi edad”, aclaró.

El debut en las urnas de muchos adolescentes

Un estallido de aplausos quebró el pesado silencio al final de un pasillo de la ESRN N°5, cuando Yuliana depositó el primer sobre de su vida adentro de una urna de color madera. Como indica la costumbre, las autoridades de mesa saludan con un batir de palmas a todos los jóvenes que votan por primera vez.

La cipoleña de 17 años asegura que recibió información en la escuela sobre la importancia de participar de las elecciones. Allí también le aclararon con qué iba a encontrarse en el cuarto oscuro y cómo proceder para emitir su sufragio. “Yo no estoy muy interesada en la política, pero me parece bueno que los jóvenes participen”, sostuvo.

Sin embargo, aclaró que fue a votar más por obligación que por verdadero interés. “Me costó bastante decidirme, me informé sobre los candidatos gracias a la ayuda de mi papá, pero no seguí demasiado la campaña”, explicó .

LEÉ MÁS

Carreras: "Ganamos en cada paraje, pueblo y ciudad de Río Negro"

Tortoriello: "Estamos viviendo una fiesta de la Democracia"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario