El clima en Cipolletti

icon
30° Temp
16% Hum
LMCipolletti Plottier

Una familia de Plottier busca desesperadamente a su bulldog robada

Roberto, uno de los dueños de Magui, indicó que la perrita de dos años es además una suerte de ayudante terapéutica de su hija adolescente.

Una familia de Plottier busca desesperadamente a su mascota, una perra de raza bulldog francés de dos años que les fue robada del patio de su casa. Las víctimas están dispuestas a brindar una recompensa por su entrega.

Roberto relató a LMNeuquén que el robo ocurrió el martes por la madrugada, cuando sacaron unos minutos a la bulldog francesa de dos años para hacer sus necesidades alrededor de las 2. Esto era rutina para la familia, pero cuando unos minutos más tarde quisieron entrarla, la perra ya no estaba y el portón de la vivienda de calle Perú al 900 estaba abierto.

Te puede interesar...

Esto los llevó inmediatamente a la conclusión de que la perra debió haber sido robada, siendo que se trata de un animal pequeño que no pudo haber abierto la reja por si sola.

Desde entonces, Roberto y el resto de su familia iniciaron una búsqueda desesperada, difundiendo entre amigos y familiares por las redes sociales y también pegando por las calles de Plottier, un anuncio con las características de la bulldog, con la esperanza de que quien la tiene la devuelva o que quizás luego haya escapado y la puedan encontrar deambulando por la ciudad.

El hombre destacó como extraño el suceso, teniendo en cuenta que el barrio en el que vive es relativamente seguro. "No suelen pasar estas cosas, han habido algunos hechos delictivos, pero bastante esporádicos, no es algo habitual", confió.

"Magui" es una bulldog francesa de dos años de edad, de pelaje color blanco y con manchas grises en sus orejas y uno de sus ojos. También tiene la mitad de uno de sus ojos de color celeste. La familia nunca la dejaba suelta en la calle y por eso tampoco sabe manejarse ni ubicarse sola. Roberto lamentó el hecho y pidió por su aparición, expresando que es "una más de la familia" y que además actúa como ayudante terapéutica de su hija adolescente.

Lamentablemente, en el barrio nadie cuenta con cámaras de seguridad, por lo que por estas horas la aparición de la bulldog depende de la ayuda de los vecinos.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario