Un policía va a juicio por acoso sexual a compañera

Era uno de sus jefes. Los hechos habrían ocurrido en la Cuarta.

El procesamiento contra un policía acusado de abusar de su compañera de trabajo quedó firme y el efectivo deberá enfrentar un juicio por el delito de abuso sexual simple. Según la denuncia de la víctima, hubo varios intentos de someterla por la fuerza en la sede de la Comisaría Cuarta, a principios de 2014. Lo particular de la situación vivida por la agente es que fue sumariada por la fuerza de seguridad debido a que eligió la fiscalía para contar lo sucedido y no siguió la vía administrativa, precisaron fuentes allegadas a la investigación.

El policía, identificado como E. E., empezó a ser investigado por el Juzgado de Instrucción 2 de Cipolletti a partir de la presentación de la víctima, realizada el 7 de marzo de 2014. No fue un proceso fácil para la agente porque tuvo que sortear las jerarquías policiales y lograr que su denuncia sea analizada en detalle. En este marco, se constituyó en querellante y reforzó sus dichos en distintas instancias, con un informe psicológico que comprobó la veracidad de su versión.

Tanto el abogado querellante como el fiscal adjunto coincidieron en resaltar el peso del testimonio de la agente acosada sexualmente y se refirieron a un estudio médico de un psiquiatra, que consigna ataques de pánico y ansiedad provocados por el ámbito laboral. De igual modo, indicaron las fuentes, una testigo reforzó el relato de la uniformada y recordó cuando su compañera le pedía a su superior que la dejara salir de su oficina.

Para la titular del Juzgado 2 no hubo dudas de la culpabilidad de E. E. y avanzó con su procesamiento por tres hechos. La defensa mostró su oposición al criterio de la magistrada y concretó una apelación ante la Cámara Segunda de Cipolletti. Principalmente, el abogado del policía cuestionó las pruebas y mencionó que el procesamiento se apoyaba casi en soledad en los dichos de la víctima. Tampoco dio valor a los informes psicológicos y reclamó que sea revocada la medida.

En la audiencia donde las partes expusieron sus argumentos, los camaristas dieron validez al auto de procesamiento y remarcaron “la situación delicada” que estaba bajo análisis. Las fuentes precisaron que el fallo resaltó la valentía de la víctima por animarse a denunciar el hecho.

Besos a la fuerza y manoseos

Entre los abusos sufridos por la mujer policía se reiteraron intentos de besarla por la fuerza, piropos subidos de tono y manoseos, remarcaron fuentes allegadas a la investigación.

No trascendió el cargo que ocupaba el uniformado acosador, aunque la víctima lo reconocía como su segundo jefe y los ataques se producían, en general, en las guardias nocturnas.

El procesamiento de Esteban E. se produjo el 6 de julio de este año, a casi dos años de la denuncia inicial. En tanto, lo actuado en primera instancia fue ratificado por la Cámara Segunda de Cipolletti el mes pasado.

Según las fuentes, la Policía provincial no vio con buenos ojos lo resuelto por la víctima y le inició un sumario; después, ante el avance de las pesquisas, desistieron de ese proceso. En apariencia, pretendían que siguiera una vía administrativa y que no se presentara en forma directa ante la Justicia.

El juicio contra el procesado se concretaría el próximo año.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario