El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
24% Hum

Un ladrón fingió que estaba descompuesto para robar en una enfermería del centro

Le sacó el monedero a la mujer que lo atendió. Mostró una pistola de juguete. Dijo que lo hacía porque era pobre y no tenía dinero. Ocurrió en los consultorios que están sobre 9 de Julio 316.

Fingió que estaba descompuesto para que le tomen la presión. Luego le robó el monedero a una enfermera, pero lo negó y se hizo el ofendido. Y cuando ya no resultaba creíble, y se le acababa el tiempo y los recursos, apeló al llanto y manifestó que era pobre y no tenía dinero.

Todo esto le pasó esta mañana a Nora Barra, una enfermera de muchos años que trabaja en el Vacunatorio y Enfermería MIC, de calle 9 de Julio 316.

Te puede interesar...

En diálogo con LMCipolletti, la víctima cree que el muchacho que le robó estaba esperando que abriera el lugar, a las 9. Minutos después, escuchó que le tocaban la puerta, ya que tiene la costumbre de cerrar con llave y abrir a los clientes.

Me dice que se quiere tomar la presión, porque no se sentía bien, que andaba descompuesto. Lo hago pasar, le digo que le voy a tomar sus datos y que cobro antes de tomar la presión, me dice que se llama Juan Ezequiel Parra, me da su número de documento, todos datos falsos. Yo lo vi muy joven para tener problemas de presión, pero igual lo hice pasar a la oficina”, contó la damnificada.

Cuando prepara el instrumental, el joven le manifestó que se sentía descompuesto y necesitaba pasar al baño. Pero a la mujer le pareció extraño que tardara tanto, de modo que se acercó hasta el sanitario para ver si le había pasado algo.

Resulta que al muchacho se le había roto un caño del baño y el agua comenzó a inundar toda la superficie. No se sabe cómo lo hizo, ni si fue para distraer a la víctima o ganar tiempo. La cosa es que le pidió un tapón para remediar la pérdida. La enfermera fue a buscar algo que pudiese contener el agua, y al hacerlo, se dio cuenta que su cartera ya no estaba en el placard donde la había dejado, y que le faltaba su monedero.

Robo en vacunatorio

Me acerco y le digo ‘vos me esas robando, devolveme el monedero, aunque sea para sacar los documentos’. Pero el muchacho me lo niega. Me dice ‘señora, me ofende, cómo dice eso’. Yo le pedí que no me mienta e insistí con el monedero”, recordó Nora.

En eso, observó que el joven intenta sacar algo de su pantalón, y advirtió una pistola negra de juguete. Ella le manifestó que con eso no la iba a asustar, que ya se había dado cuenta que era una réplica y que no siga adelante con su accionar, porque estaba trabajando.

Me dice que era pobre y comienza a quejarse, parecía que lloraba. Saca el monedero, me la da para que retire mis documentos, pero se queda con el dinero. Más lástima le digo yo que soy pobre, me robás y tengo que trabajar”, expresó Nora.

Dentro del monedero llevaba la suma de 2 mil pesos porque tenía que comprar algunos remedios. En el consultorio no iba a encontrar nada de efectivo, ya que recién comenzaba la jornada laboral.

Luego, el ladrón simulador se fue hasta su auto, con la promesa de volver con una llave para arreglarle el baño. Incluso le dijo que le iba a devolver el dinero. Pero la realidad es que tan pronto como abandonó el lugar, no apareció más.

En medio de la situación, Nora no atinó a activar a el botón antipánico. Lo hizo después, cuando se libró del ladrón. Entonces fue su jefe y cayó enseguida la Policía. “Prefiero esto, a que me haya golpeado. Por suerte tuve la valentía de enfrentarlo y contuve la situación”, dijo, más aliviada.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario