Un falso electricista les robó $40 mil a jubilados en el centro

Entró a su casa con el cuento del tío.

Un delincuente que se hizo pasar por electricista le hizo el cuento del tío a una pareja de jubilados que vive en pleno centro cipoleño y se apropió de una suma de 40 mil pesos.

En apariencia, el ladrón manejaba muy buena información y pudo acceder al departamento de las víctimas, ubicado en un edificio de San Martín y Brentana. Tras tocar el timbre, el hombre, que tendría un poco más de 30 años, explicó que trabajaba para la administración y que habían notado un olor a quemado en la instalación eléctrica. Los dueños de casa le indicaron dónde se encontraba la térmica y esperaron su reparación.

Te puede interesar...

“Ellos recién se levantaban de la siesta y estaban tomando mate cuando tocaron el timbre. Mi papá preguntó desde la cocina quién era, pero no contestó nadie. Cuando abrió la puerta se encontró con un hombre que le dijo que era el electricista de la administración y había notado un olor a quemado que podía provenir de la térmica del departamento. Lo dejó pasar y fue el error más grande que podría haber cometido”, se lamentó Adriana, una de las hijas del matrimonio.

De manera audaz y posiblemente con el fin de conocer dónde guardaban el dinero, el falso electricista les dijo que la reparación iba a tener un costo de 800 pesos y que les iba a realizar una factura para que recuperaran el dinero en la inmobiliaria.

Después, ya con la idea de apropiarse del dinero, el ladrón completó su actuación. “Al momento de darle la plata, el hombre le dijo que se quedara en la entrada, que él iba a ir a su habitación y que cuando lo llamara, subiera y bajara la térmica para revisar su funcionamiento. En unos pocos segundos salió y le pidió la llave magnética de la puerta de ingreso al edificio para poder revisar otras conexiones, pero no volvió más. Cuando mi papá se fijó si le faltaba algo más, se encontró con que esta persona le había sacado los $40 mil que tenían guardados en la pieza”, explicó Adriana.

La denuncia sobre lo sucedido fue radicada en la Comisaría Cuarta.

--> Educado y de cabello ondulado

Según el testimonio de los damnificados, el hombre que se presentó como electricista tenía unos 30 o 40 años y cabello ondulado. “Era un tipo muy educado y estamos seguros de que sabía que en ese departamento vivían dos personas mayores. Mi papá tiene una enfermedad oncológica muy grave y mi mamá tiene problemas de movilidad, tenemos mucha bronca”, resaltó Adriana, una de las hijas de las víctimas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario