Un cipoleño quiso renunciar a la paternidad de su hijo con un ADN particular y se lo rechazaron

El hombre presentó un estudio genético de forma particular sin cumplir con los requisitos, pero la justicia se lo negó. Le dijeron que la identidad es un derecho y no se puede renunciar.

Un cipoleño quiso renunciar a la paternidad de un niño que reconoció en su momento como hijo, pero la Justicia se lo rechazó. Junto con la madre presentaron un estudio de ADN particular sin cumplir con los requisitos.

Se trata de un fallo novedoso de la Cámara Civil de Cipolletti en el que además de rechazar el pedido estableció los criterios respecto a los análisis de ADN privados para demostrar lazos familiares.

Te puede interesar...

Según explicaron, el hombre que inicialmente reconoció al niño como su hijo promovió posteriormente un juicio de impugnación de la paternidad. Mediante la presentación de una prueba de ADN que había realizado de manera privada pretendió acreditar que no era el padre. La madre también prestó su conformidad para que esa prueba se tuviera por válida a fin de acreditar la ausencia de vínculo entre el menor y el accionante.

Sin embargo, los jueces cipoleños rechazaron el acuerdo entendiendo que la familia es un derecho personalísimo indisponible y que no puede modificarse “por el imperio de la propia voluntad o autonomía privada de las partes”.

“La identidad de una persona constituye una cuestión de orden público, esta tutelada por el Código Civil y Comercial y las Convenciones de Derechos Humanos, así como también por la Convención de los Derechos del Niño. La sentencia le negó valor a la prueba genética que presentaron ya que no existía acreditación certera de las identidades de los aportantes del material genético ni se acreditó el cumplimiento de la debida cadena de custodia”, expresaron desde la Cámara Civil.

Explicaron que para resguardar que las muestras de ADN (que deben ser previamente identificadas en cuanto al origen de su obtención) no sean adulteradas, confundidas con otras o incluso sustraídas, y es fundamental en la práctica de la pericia contar con una adecuada cadena de custodia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario