Un campo minado: una esquina cipoleña tiene 100 pozos

En La Esmeralda y Arenales, cada lluvia deja cráteres y el bacheo no soluciona la situación. Además, el semáforo no anda y el cruce es peligroso.

Transitar por la esquina de La Esmeralda y Arenales se convirtió en una verdadera tortura para los automovilistas cipoleños. Es que la calle que conecta de este a oeste una de las zonas más pobladas de la ciudad sufrió la generación de verdaderos cráteres en la cinta asfáltica por las constantes lluvias y las demoras en reparaciones de fondo por parte de la Municipalidad.

Son casi 100 los pozos de diferente diámetro y profundidad que atraviesan la calle Arenales, desde La Esmeralda hasta casi Dante Alighieri. Los baches obligan a hacer maniobras peligrosas a los automovilistas que intentan esquivarlos y provocan un sinnúmero de roturas en los vehículos. Circular a paso de hombre es la única salvación.

Durante los días de lluvia, la situación se agrava porque los pozos pasan desapercibidos ya que se tapan de agua, quedando casi invisibles para conductores y peatones. Como si fuera poco, el semáforo de cuatro tiempos que debería funcionar de forma regular en esa esquina de gran tráfico generalmente se encuentra fuera de funcionamiento. Los vecinos indicaron que es muy raro que el señalizador vial funcione, y cuando lo hace, por lo general está con luz intermitente, provocando que los automovilistas crucen en forma peligrosa: algunos respetan la prioridad, pero otros se largan sin mirar.

La situación de las calles que se encuentran en muy mal estado se repite en otras zonas, como Arenales y Manuel Estrada, Rivadavia y Mariano Moreno o Esquiú y Belgrano, pero Esmeralda y Arenales se lleva el récord de pozos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario