Un camión lleno de solidaridad

Voluntarios de la Fundación Garrahan juntan tapitas, papel y llaves.

Vecinos solidarios emprenden una nueva cruzada para sumarse a la causa de la Fundación Garrahan, que brinda un hogar para niños del interior sin posibilidades de afrontar una estadía mientras siguen un tratamiento, por más prolongado que sea. Entre las 10 hasta y las 17 de hoy, colaboradores voluntarios de Cipolletti se concentrarán en el colegio Brentana, de calles Don Bosco y Bolivia, para recibir todas las tapitas, el papel blanco y las llaves de bronce que quiera donar la gente.

La iniciativa es parte del programa de reciclado que tiene la fundación y permite cubrir el 50 por ciento de los gastos de la casa Garrahan. Allí se brinda alojamiento a niños y padres que viven a más de cien kilómetros de la Capital Federal y cumplen tratamientos ambulatorios o esperan diagnósticos de enfermedades complejas que no requieren su internación.

Jorge Morales, el referente del programa en la zona, comentó que la expectativa es completar el camión que puso a disposición la empresa de transporte Oro Negro para hacer el traslado de las donaciones desde Senillosa hasta Buenos Aires.

Todo el material que junten será reciclado para su reventa, a modo de conseguir fondos que financien las obras de la fundación. De esta manera, el papel blanco se convertirá en servilletas, toallitas y papel higiénico. “Por cada tonelada de papel, evitamos la tala de 17 árboles medianos que le están faltando a la tierra para que el clima no siga cambiando”, comentó Jorge.

El bronce puede ser aprovechado por empresas que se dedican a la decoración de espacios interiores y por cada 270 tapitas se forma un kit compuesto por un balde, una palangana y una palita.

El camión partirá hacia Buenos Aires el domingo 19 y los voluntarios cipoleños quieren que viaje cargado de solidaridad.

50% de los gastos de la fundación se cubren con la venta del material para reciclar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario