Tras la polémica, vuelve a la ciudad la feria Le Chic con el respaldo de la Municipalidad 

Los comerciantes cipoleños le había declarado la guerra al showroom y no querían saber nada con su funcionamiento en la localidad. Ahora, Le Chic regresó con aval del Municipio y resolución en mano. "Es una propuesta muy linda que genera puestos de trabajo y en la cual los mismos comerciantes pueden participar", remarcó su organizadora.

Luego de que los comerciantes cipoleños le declararan la guerra a la Feria Le Chic por "competencia desleal", sus organizadoras pusieron manos a la obra y consiguieron la resolución municipal correspondiente para regular la actividad en el ámbito privado y, de esta manera, poder comenzar a trabajar nuevamente. Esta vez, sin quedar bajo la lupa.

El evento no se realizaba desde hace casi cinco meses, pero regresará este domingo a partir de las 16.30 hasta las 20.30 en el centro comercial de la ex Bodega Flor del Prado. En esta oportunidad no sólo contará con la participación de emprendedores y emprendedoras de la localidad, sino también con un puesto de Cervecería Kuruf.

Te puede interesar...

Una de sus organizadoras, María, explicó en diálogo con LMC que diciembre mantuvieron un encuentro con el intendente de la ciudad, Aníbal Tortoriello, y la directora general de Economía Social, Marcela Linhardo. Allí tuvieron la oportunidad de exponer su caso y explicar que la feria no busca competir con los comerciantes, sino generar puestos de trabajo y oportunidades en un contexto de crisis económica.

"El intendente nos escuchó y entendió lo que hacemos. Me parece importante destacar que estuvo muy predispuesto a escuchar la otra parte, la otra voz, y entendió que había algo que faltaba y que hay otras formas de hacer comercio. Estamos muy felices", comentó.

Al respecto de la resolución que les otorgó el Municipio, María explicó que "ampara a las ferias en el marco de lo privado con carácter de evento".

"Contempla la reventa, no va a haber nada trucho, la gente que participa está inscripta en el rubro, son todos monotributistas, algunos revenden y otros venden lo que producen. También establece que tiene que haber un 70% de feriantes locales y un 30% zonales y, lo que es muy importante, permite la participación de los comerciales de Cipolletti", detalló.

Finalmente, la organizadora hizo hincapié en que la feria, además de ser un atractivo de color durante los fines de semana, también es una fuente de trabajo más para quienes lo necesitan.

La bronca de los comerciantes contra la feria

En 2018, el comercio establecido no quería saber nada con las ferias que comercializaran productos industriales y tenían en la mira -particularmente- a la Feria Le Chic. Por esa razón, habían solicitado controles exhaustivos para su actividad y que cayera todo el rigor de la ley sobre sus promotores, quienes facilitaban el espacio, y sobre los feriantes.

En ese contexto de malestar, desde la feria se defendieron y aseguraron que los controles eran constantes y que se ajustaron a todo lo que le solicitó el Municipio para poder funcionar en regla. También habían denunciado una "persecución alevosa" por parte de los comerciantes, ya que no todos estaban de acuerdo con la actividad. Otros, en cambio, apoyaron a la feria desde el primer momento.

LEÉ MÁS

En la feria Le Chic se defienden

La Feria Le Chic, bajo la lupa de los comerciantes

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario