En la feria Le Chic se defienden

Negaron las acusaciones por competencia desleal con los comercios.

Una de las organizadoras de la feria Le Chic, que funciona en el centro comercial de la ex bodega Flor del Prado, desmintió los dichos de los comerciantes cipoleños que, además de criticar la iniciativa, también solicitaron controles más exhaustivos por la venta de productos industriales. Además, explicó que cuentan con las habilitaciones necesarias para funcionar y que, si no estuvieran en regla, las autoridades municipales nunca los hubiesen autorizado.

En diálogo con LM Cipolletti, María contó que la feria nació como una propuesta “atractiva y de color” para los vecinos de la ciudad y que funcionan tan sólo un fin de semana al mes, razón por la que no comprende por qué son considerados como una competencia. En la última fecha participaron cerca de 65 familias y la convocatoria fue un éxito. Sin embargo, el comercio establecido no opina lo mismo y los acusa de no cumplir con el código vigente.

Te puede interesar...

“No es verdad lo que dicen porque desde el primer momento nosotros solicitamos el inicio del expediente y nos los autorizaron. Nos hacen controles constantes, se les exigió a los feriantes que estuvieran inscriptos como monotributistas y casi el 100% tiene medios electrónicos de pago. Ajustamos todo lo que nos pidieron, ya no permitimos gente de otras localidades ni se venden productos de marcas reconocidas que se ofrezcan en otros locales”, remarcó.

Una de las organizadoras afirmó que la muestra no es ilegal.

Por otra parte, la feriante denunció que “existe una persecución alevosa” por parte de los comerciantes y que no todos están en desacuerdo con la actividad, sino que cuentan con el apoyo de muchos de ellos. Al respecto, señaló: “Solemos recibir los mensajes de Whatsapp que se mandan entre ellos, pero la realidad es que no estamos haciendo nada ilegal y son más que bienvenidos si quieren participar (de la muestra) con nosotros”.

“Ellos no conocen todo lo que hacemos, hablan, pero nunca se acercaron a ver cómo funcionamos. Nosotros pagamos 200 pesos de habilitación comercial por día y por stand, es un número más alto del que paga un comerciante. Nunca nos dijeron si había cosas que no podíamos vender y hay que aclarar que no somos ni artesanos ni emprendedores, somos un showroom que trabaja con reventa y no estamos fuera de la ley. Ya no permitimos gente de otras localidades ni vendemos marcas reconocidas”, concluyó la organizadora de Le Chic en un nuevo capítulo de la polémica por la feria.

LEÉ MÁS

La Feria Le Chic, bajo la lupa de los comerciantes

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario