Tragedia en Catriel: un muerto

Reparaban la red cloacal y se produjo un escape de ácido sulfhídrico.

Un simple trabajo de rutina se convirtió en tragedia en cuestión de segundos. Ocurrió el sábado por la tarde, en la localidad rionegrina de Catriel, donde un grupo de seis empleados de una empresa contratista de Bahía Blanca realizaba tareas en una cañería subterránea de la red cloacal cuando se produjo un escape de ácido sulfhídrico.

La toxicidad de este elemento es de tal magnitud que le provocó la muerte de Mauro Malmoria, de 22 años, uno de los trabajadores de Rimsol, oriundo de Bahía Blanca. Mientras que ayer, al cierre de esta edición, otros cinco operarios permanecían internados. Los tres más graves fueron derivados al Hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti, mientras que los otros dos permanecían en Catriel.

La víctima fatal llegó ya sin vida al hospital. Según informaron, habría inhalado el gas sulfhídrico que había en la cámara y se desmayó allí mismo. Intentaron reanimarlo con técnicas de RCP, pero ya era tarde para salvarlo. La causa de la muerte sería asfixia por inmersión.

No todos los internados pertenecen a la compañía bahiense, sino que hay otros que son empleados de la empresa estatal Aguas Rionegrinas, con quienes realizaban los trabajos en conjunto.

El trágico hecho ocurrió alrededor de las 18:30 del sábado, en la intersección de las calles Córdoba y Rumania. Los seis operarios se encontraban realizando un bypass en una tubería de la red cloacal, a cuatro metros de profundidad, cuando por causas que todavía se investigan se produjo la pérdida del ácido.

Los que se llevaron la peor parte fueron los que se encontraban más abajo, ya que el gas al ser más pesado quedó justamente en la parte inferior. Adentro del pozo dos trabajadores se descompensaron, mientras que un tercero que bajó para ayudarlos a salir también sufrió los mismos síntomas y ahora se encuentra grave.

Desde la Policía de Río Negro informaron que las tres personas que quedaron en el interior del pozo fueron retiradas con sogas con la colaboración de varios vecinos que se acercaron al lugar. En ese momento se percataron de que uno de ellos no respiraba, por lo que intentaron reanimarlo sin éxito. De todas maneras lo llevaron al hospital, pero los médicos que lo atendieron no pudieron hacer nada al respecto.

El ácido sulfhídrico es extremadamente nocivo para la salud, ya que con una pequeña cantidad puede causar un malestar agudo que conlleva a la asfixia y a la muerte por sobreexposición.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario