Tortoriello vuelve a decirles no a las fiestas masivas al aire libre

Desde el Municipio consideran que estos eventos son "incontrolables".

En la cuenta regresiva para celebrar Navidad y Año Nuevo, el Municipio reedita la prohibición para las fiestas privadas, multitudinarias y con entrada, que habitualmente se desarrollan al aire libre. Vuelve a decirles que no en todo el ejido de esta ciudad porque no quiere lamentcar una tragedia. En diálogo con LM Cipolletti, el director de Comercio, Juan Carlos Colombo, aseveró que no permitirán este tipo de festejos porque “son incontrolables”. La prohibición, acotó el funcionario municipal, procura “salvaguardar a los chicos”.

Con esa finalidad, dijo que la flota de vehículos que fiscalizan el cumplimiento de esta orden ya comenzó a recorrer las calles rurales de la ciudad. Tal es así que el pasado fin de semana los inspectores sorprendieron in fraganti a los organizadores de una fiesta clandestina cuando se desarrollaba en la zona de chacras. Pasaban música electrónica y los jóvenes que se encontraban allí, no más de cien, habían pagado entrada.

Te puede interesar...

“Labramos un acta de infracción al organizador de la fiesta, otra al dueño de la chacra, y se clausuró el lugar”, informó Colombo, quien recordó: “Todo aquel que esté fuera de línea será sancionado. No permitiremos este tipo de fiestas”. Las multas, además, son elevadas.

Desde la Cámara de Industria y Comercio se indicó que no tienen una postura fija ni consensuada al respecto. Al menos este año no trataron el tema, por lo que sus integrantes no se expidieron ni a favor ni en contra. Su titular, José Luis Bunter, dijo que primero hay que analizar un combo de factores influyentes, tales como la cantidad de gente, la capacidad del lugar y los controles.

“Particularmente creo que es complicado el control masivo, no tanto en el ingreso, sino el egreso de los vehículos. Pero no hemos trabajado el tema este año en la cámara”, expresó.

Siamo Fuori vuelve este año, a pedido de la enorme comunidad que la sigue, bajo el lema “SF2017 Lo que te hace único te hace exitoso. 11 años marcando tendencia en el Alto Valle”. Pero al menos en su muro de Facebook no dice abiertamente dónde se hará la fiesta. Se supone que se mudará a otra localidad que le dé el visto bueno.

En tanto, Black and White ya anticipa una superproducción con dos pistas (cachengue y globa electrónica) en Fernández Oro. La venta de entradas, que oscilan entre 250 y 600 pesos por persona, largó ayer. Contará con estacionamiento privado, sala de emergencias, ambulancias y food trucks. Y, el 29 de diciembre, presenta a un ícono de la música electrónica mundial: Marc Houle.

Otras fiestas, como la Celebrate, disparan la incógnita en torno a la realización de este tipo de eventos, ya que vuelve a encontrarse con su comunidad para despedir el año, los días 23 y 30 de diciembre, y se traslada a un finca cipoleña ubicada sobre la calle Julio Dante Salto.

Varios de los tradicionales eventos de fin de año se realizarán pero en otras localidades del Alto Valle.

“Este año nosotros recibimos una sola consulta, y a los organizadores del evento les dijimos que no están permitidas las fiestas al aire libre en Cipolletti”, afirmó Juan Carlos Colombo, Director municipal de Comercio de Cipolletti

El triste antecedente de la Time Warp

En abril de 2016, el cipoleño Nicolás Becerra y otros cuatro jóvenes murieron en la fiesta electrónica Time Warp, que se llevó a cabo en un predio de Costa Salguero, en Buenos Aires. Ese trágico episodio terminó de gravitar en la toma de decisiones de la actual gestión de gobierno municipal. De ahí la prohibición que fijó el intendente Aníbal Tortoriello sobre las clásicas fiestas al aire libre sobre el fin de año. Es que se asegura que no están dadas las condiciones para garantizar la seguridad de tamaño evento en la ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario