Todavía hay cipoleños que no iniciaron las clases

Son chicos de primer año del secundario. Desde Educación dicen que garantizarán los lugares.

A dos meses del inicio del ciclo lectivo 2019, hay adolescentes que no comenzaron la escuela secundaria en Cipolletti. Son pibes que tienen que cursar primer año y que por distintos motivos no encuentran vacantes en el sistema público.

“Es una situación que lamentamos mucho, porque a ninguno de nosotros nos gusta que un chico, a esta altura del año, no esté asistiendo a clase. Pero se llega a esta situación por distintos factores. Fundamentalmente, porque tenemos una movilidad muy importante de estudiantes y el Legajo Único de Alumnos estaba desactualizado”, sostuvo Marta Seguel, supervisora de Educación Secundaria en Cipolletti.

Te puede interesar...

No cree que no haya vacantes en Cipolletti para absorber la demanda, como denuncia el gremio Unter, por cuanto a medida que se actualiza la carga de datos, la supervisora dice que aparecen los bancos que están necesitando y reubican a los adolescentes.

Pero aun así reconoció que todavía hay chicos que no iniciaron las clases. El 16 de abril, eran 35 los que no habían sido ubicados. “Hoy, esta situación se ha modificado. De 35, quedan siete estudiantes”, aclaró la docente.

Precisó que son chicos que se mudaron a Cipolletti hace poco y vienen de otras provincias como Neuquén y San Luis o localidades del interior (Fernández Oro, Bariloche y Viedma). Incluso está el caso de una familia que proviene de Paraguay. También se da la situación de alumnos que migran de escuelas privadas a una pública o padres de estudiantes que se apersonaron en marzo, abril e, inclusive, durante los primeros días de mayo, en busca de un pase de colegio.

Para la Unter, que haya alumnos esperando todavía un banco en Cipolletti es grave. Gustavo Olguin, el secretario general de la seccional local, advirtió que “las políticas educativas no están a la altura del crecimiento demográfico que tiene la ciudad”, y consideró que “el problema atraviesa a todos los niveles”.

“Faltan vacantes, faltan escuelas, y por esto hay aulas superpobladas de alumnos, lo que también vulnera los derechos de niños y adolescentes”, acotó Olguin.

Seguel coincidió en que no debería haber 30 alumnos en un primer año, sobre todo porque los que ingresan a la secundaria necesitan una atención más personalizada. Pero recordó que casi todas las escuelas cipoleñas tienen capacidad para ese número y la normativa vigente permite esa cantidad.

En cuanto a iniciar las clases dos meses más tarde que el resto, Seguel indicó que lo pueden hacer sin inconvenientes, y en cualquier momento del año, ya que la reforma educativa los habilita. “Los docentes tienen horas para acompañar la trayectoria de estos alumnos y lograr que se pongan al día con la actividad académica”, cerró.

Educación solicitó una nueva escuela

Desde la supervisión de Educación Secundaria en Cipolletti se solicitó “la creación de una nueva escuela para Cipolletti (…) debido a la falta de vacantes para primer año”. La supervisora Marta Seguel aclaró que es necesario contar con un establecimiento en el DVN porque no hay y la densidad poblacional de ese sector es significativa . “Los estudiantes tienen que pagar hasta dos viajes en colectivo por día para trasladarse a una escuela”, comentó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario