El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
24% Hum
LMCipolletti

Tacheros amenazan con el primer paro a Tortoriello

Consideran casi autoritario el control que les aplica el Municipio.

"Si este autoritarismo y maltrato sigue así, el primer paro que tendrá el gobierno de Aníbal Tortoriello será de los taxistas", enfatizó un caracterizado referente de este sector del transporte público, al referirse a las exigencias para él excesivas que está implementando el Municipio a la actividad.

En el comienzo de la actual administración comunal las reparticiones que están presentando mayor grado de polémicas son las que en el pasado concentraba la Secretaría de Fiscalización y Organización Interna y que en la actualidad han quedado repartidas, en lo fundamental, en las áreas de Tránsito y Transporte, a cargo de Enrique Sales, y la de Comercio, cuya titularidad la ejerce Juan Carlos Colombo.
"Te pueden exigir, por ordenanza, por ejemplo que no uses musculosa, pantalón corto ni ojotas, pero no te pueden molestar porque uses remera, bermudas y sandalias cerradas", expresó el referente taxista, quien dijo que se está llamando la atención por situaciones insignificantes.

Te puede interesar...

El taxista, de relevancia en el mundo de los trabajadores del volante, manifestó que la paciencia en el sector tiene un límite y que si no se encauzan racionalmente los ruquerimientos, podrían adoptarse medidas de fuerza.

"Hay algo que preocupa a taxistas y automovilistas. Y hay que decirlo, alguno va a terminar por llevarse puestos a los inspectores, obligados ahora a ir por la calle y no por la vereda”. Un conocido taxista Prefirió el anonimato.

Uno de los puntos que tiene más inquietos a los tacheros se relaciona con la prohibición estricta a estacionar en doble fila. Apenas un móvil lo hace y lo ve un inspector de Tránsito, se escucha el silbato de advertencia. "Esto no puede ser, el servicio de los taxis es a puerta. Es incómodo para un cliente tener que bajarse 40 o 50 metros más lejos, ni hablar si se trata de ancianos o de personas con discapacidad".

"Hay un malestar generalizado", afirmó, y destacó la necesidad de que las nuevas autoridades, por ser novatas en el manejo de la cosa pública, lean con atención las disposiciones de las ordenanzas porque las prohibiciones en muchos aspectos no son absolutas y como en la indumentaria dejan un margen de elección.

De la desidia al rigor absoluto

La inquietud que existe hoy en el rubro de los taxis fue confirmada también por la dirigente de la Federación Patagónica, Liliana Villegas, quien reconoció la bronca que están incubando los tacheros. "Se pasó de la desidia absoluta del ex gobierno de Abel Baratti al control absoluto y casi persecutorio de la gestión de Aníbal Tortoriello", afirmó y dijo que si bien hay algunos taxistas y unidades que deben lucir mejor, tampoco se puede pasar a un régimen de rigor desmedido. "Esto suele pasar cuando hay gobernantes neófitos", agregó.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario