Suspendieron los polémicos radares que están en Chimpay

La medida es por seis meses. Aseguran que no se ajustaban a las normas.

A partir de las reiteradas quejas de neuquinos y rionegrinos por el cobro de multas indebidas, la Agencia Nacional de Seguridad Vial ordenó la suspensión por seis meses de los cuatro radares móviles de control de velocidad que la Municipalidad de Chimpay había instalado sobre la Ruta 22 y que obligaban a los conductores a frenar de manera abrupta para circular a paso de hombre.

La disposición 95/2019, que fue publicada ayer en el Boletín Oficial, ordena suspender por el lapso de seis meses la autorización y homologación de los cuatro cinemómetros o radares móviles que el año pasado habían sido otorgados al Municipio de Chimpay, a partir de una serie de irregularidades que se detectaron en su uso.

Te puede interesar...

Desde la Agencia aseguraron que la reiteración de denuncias canalizadas a través de la Defensoría del Pueblo de Río Negro y de la ciudad de Neuquén motivó a ordenar controles sobre el uso de los equipos en esa localidad rionegrina. Allí se detectó que los radares no se utilizaban de acuerdo con las normativas que establece la entidad.

Según explica el boletín, los aparatos se habían colocado en casillas metálicas que no estaban autorizadas por la Agencia de Seguridad Vial. A su vez, el personal que los utilizaba no había sido capacitado por esta entidad y hasta desarmó los equipos y abandonó el lugar al notar la presencia de controles.

Por otro lado, aseguraron que en ese tramo de la ruta no se instaló la cartelería necesaria para alertar a los automovilistas acerca de la presencia de radares. De ese modo, los conductores se encontraban con los equipos y frenaban de forma abrupta, lo que generaba un mayor riesgo de accidentes viales sobre ese camino nacional.

Una situación similar se vive en Darwin, otra localidad rionegrina donde se instalaron radares el año pasado.

--> Irregularidades que descubrieron

Velocidad baja. Ante la presencia de radares, los conductores frenaban de manera abrupta para circular en una extensa fila a paso de hombre. Las maniobras constituían un riesgo para la seguridad vial, ya que no había carteles de senalización.

Falta de señalización. Según establecen las normas, el sector en el que se encuentran los radares debe ser identificado con la ubicación de conos, que deben colocarse cada 150 metros y por un trayecto de un kilómetro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario