Suspenden a una maestra del Jardín de Pichi Nahuel por agredir a dos alumnos

Tiene 2 denuncias. Le tiró del pelo a una nena por no querer tomar la leche.

Una maestra del Jardín de infantes Nº 119 del barrio Pichi Nahuel fue denunciada por agredir a dos alumnos de 4 años de la salita azul. A un nene lo golpeó en la cabeza y a la nena la agarró de los pelos para que tomara la leche. Según relataron las madres, las denuncias policiales derivaron en la suspensión del cargo de la agresora.

Carina, una joven mamá de la ciudad, relató a LM Cipolletti que a principios de mayo su pequeño le contó que la maestra lo había golpeado en la cabeza. "Creímos que no era algo grave, y lo dejamos pasar", explicó. Relató que en los días posteriores el nene se resistía a ir al jardín, lloraba y tenía miedo. "El 4 de mayo me llamaron del jardín para que me hiciera presente porque mi hijo se había orinado encima, y que llevara ropa para cambiarlo. Cuando llego al edificio lo encuentro en el baño, sentado en el inodoro con los pantalones bajos, y tenía toda la cola marcada como si habría estado mucho tiempo allí", detalló la mujer.

Te puede interesar...


Por las lesiones a simple vista, la joven decidió concurrir a la Comisaría 32 del barrio La Paz, y la derivaron a la Unidad Cuarta del centro por la jurisdicción del establecimiento educativo. Tras varias horas esperando al oficial, decidió retirarse y volver al día siguiente.

"Al otro día las marcas en la cola ya no estaban, y era imposible constatar las lesiones. Igualmente hice la denuncia junto a otra mamá que relató una agresión contra su hija", expresó. Luego fue citada por la Fiscalía para que se le realizara una cámara Gesell, en la que no se pudo comprobar las lesiones. Según explicó, la notificación recibida indicaba que "no podrán proceder dado a que el hecho no constituye delito por faltas de pruebas, y la denuncia será desestimada".

La madre cuestionó que el niño estuvo solo durante la cámara Gesell y la progenitora no pudo observar la prueba, ni siquiera contó con asesoría legal.

A través del reclamo en el Consejo Provincial de Educación y tras una junta integrada por la supervisora y un equipo técnico, se habría determinado la destitución del cargo de la docente y al niño se lo trasladó a otra institución educativa. La coordinación local le ofreció asesoramiento psicológico infantil a la familia.

Otro de los casos, el cual la madre no quiso hacer público por más que existe una denuncia policial, consistió en una agresión contra una nena de la misma edad. La maestra la habría agarrado de los pelos para obligarla a tomar la leche que ofrecen como refrigerio.

Según trascendió, la madre evitó comentar la agresión en los medios de comunicación porque la niña continúa asistiendo al mismo establecimiento.


Preocupación
Jardines cada vez menos seguros

Los jardines de infantes, lugares en donde las personas dejan a sus seres más preciados, se convirtieron en los últimos tiempos en espacios cada vez menos seguros. El caso de esta maestra golpeadora es uno de los tantos ejemplos. Pero hay casos más desgarradores aún, como el del docente de música que abusó de sus alumnos en el establecimiento educativo del barrio El Manzanar. Ese escándalo, que incluyó también una represión policial de los familiares que quisieron linchar al abusador, conmocionó a la región y provocó que dos jardines cerraran durante un tiempo sus puertas por la presión social. Algo similar ocurrió en Barda del Medio, donde un profesor manoseó a dos alumnas y las obligaba a que le tocaran los genitales. Así, los establecimientos en los que los niños comienzan su educación formal se vuelven cada vez menos seguros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario