Sufrieron 3 robos en 2 meses

Los delincuentes tomaron de punto a un restaurante céntrico.

Un restaurante céntrico sufrió su tercer robo en menos de dos meses. Esta vez los ladrones destruyeron el sistema de videovigilancia y saquearon el local. “Hay robos porque existe todo un mercado de personas que compran productos robados”, denunció su dueña, quien pidió más seguridad.

Tras romper la puerta de blindex, ubicada en la esquina de Yrigoyen y Sáenz Peña, los ladrones ingresaron al local Rosolina, se llevaron todo lo que pudieron y destrozaron el resto. Según explicó su dueña a LM Cipolletti, los ladrones se robaron una licuadora, bebidas alcohólicas, dinero de la caja registradora. En total, perdieron unos $40 mil. Además les destrozaron electrodomésticos que no pudieron cargar y las cámaras.

Te puede interesar...

“Como no pudieron sacar el televisor, lo doblaron todo. También destrozaron las cámaras y la computadora donde se almacenan las imágenes. Contaban con información previa, porque ese CPU está escondido”, indicó la mujer.

“El primero de los robos fue en noviembre cuando nos robaron la moto del delivery. Después descubrimos que la vendían por Facebook. En diciembre volvieron a entrar y se robaron todo el alcohol que teníamos, dinero y causaron roturas. En todas las oportunidades hice la denuncia, presenté los videos correspondientes con sus rostros, pero la causa no registró avances”, cuestionó.

Indicó que el gran problema de la inseguridad lo provoca la misma gente que consume artículos que son robados. “Existe un gran negocio que compra cosas robadas. Sin clientes, se terminan los robos”, expresó.

El jefe de la Unidad Cuarta, Daniel Uribe, informó que agentes que realizaban un recorrido de rutina advirtieron las roturas en el local y llamaron a la propietaria. Agregó que “las imágenes de los robos anteriores no eran nítidas, lo que complicaba la identificación de los autores”. Además afirmó que “los ladrones conocían el lugar ya que desconectaron casi de forma profesional” los equipos de videovigilancia.

Embed

“Las imágenes de los robos anteriores no eran nítidas, lo que complicaba la identificación de los autores. Los ladrones conocían el lugar ya que desconectaron casi de forma profesional las cámaras”, Daniel Uribe, Comisario a cargo de la Unidad Cuarta 40 mil El valor del botín que se llevaron los ladrones

En el último robo, los delincuentes sustrajeron dinero en efectivo, una licuadora y bebidas alcohólicas. Además, provocaron daños: destruyeron un televisor y el sistema de videovigilancia con el que cuenta el comercio.

LEÉ MÁS

Así fue el intento de robo de un adolescente en una agencia de quiniela

El Manzanar: los maniataron y se llevaron todo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario