Siguen las huellas de los templarios cerca de la costa

En Las Grutas, el mito dice que los caballeros ocultaron allí el Santo Grial.

El camino arenoso serpentea paralelo a la costa del mar. Los poderosos camiones, que parecen extraídos de una película de la Segunda Guerra Mundial, avanzan hasta que el sendero desemboca en la playa. El lugar es conocido como El Sótano. Allí la línea de médanos se interrumpe por un acantilado en cuyo frente aparecen cuevas abiertas por la erosión oceánica.

Ya entonces se agiganta la figura del Fuerte Argentino, la meseta que desde Las Grutas se destaca hacia el sur por su forma trapezoide y donde, asegura una versión, hace cientos de años desembarcaron los caballeros templarios con el Santo Grial, la copa que usó Jesús en la última cena, junto con documentos de la época y una fortuna incalculable.

Te puede interesar...

Son 48 kilómetros con tramos sinuosos, en los que se atraviesan paisajes deslumbrantes con atractivos ocultos y desconocidos por el visitante que sólo Hermes, el guía, podrá revelar. Cada tanto, también se observan casitas precarias, tipo chozas, que albergan a los pulperos que en esta época del año aumentan considerablemente sus capturas y también la demanda, por el incremento de gente.

El misterio templario

El Fuerte Argentino es una elevación que en su parte máxima alcanza 180 metros. Un relato afirma que fue el sitio donde desembarcó un grupo de caballeros templarios. La hipótesis fue sostenida por la fundación Delphos y su director, Fluguerto Martí, quien solía visitar la zona en busca de elementos para reforzarla.

Fernando Skliarevsky, propietario de Desert Tracks, le dedica poco más de una hora a narrar la teoría que arranca en la Edad Media, cuando nació la orden.

Supuestamente los templarios escaparon de Europa con el Cádiz, documentación y un tesoro enorme, y lo ocultaron en una ciudad que construyeron bajo la meseta de Somuncurá.

Hay testimonios que aseveran haber hallado en paredes de roca aberturas selladas, del tamaño de una puerta. Pero lo más llamativo fue una lápida que hace algunos años apareció en cercanías de la estación ferroviaria de Valcheta.

La piedra, de un metro y medio de largo por uno de ancho y unos 25 centímetros de espesor, tenía una cruz simétrica -similar a la cruz templaria- en su parte media. Martí fotografió la piedra y planeó otro viaje para analizarla con mayor profundidad, pero cuando volvió la lápida ya había desaparecido.

Embed

La excursión

Un día entero de aventuras en la arena

El Fuerte Argentino es el destino final de la expedición organizada por la empresa Desert Tracks, que antes tiene paradas para hacer sandboard y comer. Habitualmente, participan contingentes de hasta 50 turistas.

El paseo cuesta 1200 pesos por persona e incluye el asado de almuerzo, un brindis al final y un diploma. Se parte martes, jueves y sábados a las 9 desde Viedma 1145 (frente al casino) y el regreso es alrededor de las 19 tras una intensa jornada de aventuras, historias y paisajes.

Para reservar hay que escribir a rancho@deserttracks.com.ar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario