El clima en Cipolletti

icon
29° Temp
6% Hum
LMCipolletti

Si llueve en Las Grutas, hay trabajo extra

Los guardavidas miran tanto al mar como al cielo por las constantes tormentas eléctricas, que obligan a desalojar la playa para evitar víctimas.

El clima inestable que se viene produciendo en la costa atlántica rionegrina y las consecuencias que se trasladan al comportamiento del mar generan trabajo extra para los integrantes del Cuerpo de Guardavidas del municipio de San Antonio Oeste, quienes no sólo deben intervenir cuando alguien se mete al mar y no puede salir, sino que han tenido que desalojar varias veces la playa ante la presencia de tormentas eléctricas.

"La temporada presenta altibajos a partir de los cambios del clima que nos indican la peligrosidad del estado del mar, y en función a eso establecemos las medidas que vamos tomando para brindar seguridad. Es desde ese punto una temporada muy activa", resaltó Mauro Scalesa, el coordinador del equipo de rescatistas, que este año suma 60 integrantes.

Te puede interesar...

En la última semana se registraron tormentas con lluvia, granizo y viento, lo que obliga a que la gente abandone la playa. La mayoría lo hace en forma voluntaria, en cuanto suena el primer trueno. Sin embargo, a quienes no se quieren ir o salir del agua deben convencerlos los guardavidas.
Cuando el sol vuelve a salir, el oleaje continúa intenso y se torna peligroso sobre todo para quienes no conocen la reacción marina. De allí que se produjeran varios rescates en los días recientes, hasta el momento sin consecuencias graves.

"El trabajo que estamos realizando comienza con la prevención, ayudamos a la persona que necesita auxilio y, por último, rescatamos a quien no puede salir del mar", explicó el funcionario.

El celo de los guardavidas también está puesto en la caída de rayos, pues desde el verano pasado se dispuso que ante una eventualidad de este tipo deben izar una bandera negra y desalojar a la gente que se encuentre en el agua. Sucedió el último miércoles, y el operativo fue eficaz dado que se toma conciencia sobre la peligrosidad de una tormenta eléctrica.

Las medidas de seguridad incluyen a los mismos custodios de la playa, quienes tienen que retirarse a un lugar seguro una vez que comunican el alerta.

"Hay lugares que tenemos que evacuar totalmente, debido a que están a la intemperie, como es el caso de la bajada de los acantilados, Terraza al Mar y la bajada 28 de Febrero, esperamos incorporar mayor estructura a la vez que vamos ampliando la zona de cobertura", puntualizó Scalesa.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario