Sebita: definen la pena para el menor culpable

Quedará resuelto en un juicio de cesura.

En los próximos días, quedará definida la fecha del juicio de cesura contra el menor que fue declarado responsable del crimen de Sebastián Sapuri, en el barrio Anai Mapu. Apenas se cumpla ese trámite, se conocerá si los defensores avanzan con un pedido de impugnación.

Luego de concretarse el pronunciamiento previsible del tribunal que presidió el juicio oral, las partes intervinientes en el proceso se preparan para la instancia donde se definirán las posibles penas para el condenado. De acuerdo a fuentes judiciales, la cesura sería programada para antes de fin de mes.

Te puede interesar...

Por las repercusiones del caso y la movilización de amigos y familiares de la víctima, se evitó durante el proceso la difusión de información y también anticipar las fechas precisas de los días de audiencia. En este marco, sólo trascendió que en la cesura habrá posiciones enfrentadas donde los representantes del Ministerio Público Fiscal reclamarán una pena efectiva y desde la defensa se recordará la condición de menor de edad y que, hasta el momento, cumplió sin mayores problemas las condiciones impuestas por la justicia local. El adolescente permanece alojado en un centro juvenil y espera que se defina su situación definitiva.

Asimismo, la defensa tendrá otra instancia para protestar si es que se muestra disconforme con lo resuelto en la cesura, que es la impugnación de la sentencia. De esta forma, el proceso se estiraría hasta abril, donde las partes mostrarían sus argumentos ante un tribunal con sede en Viedma a través del sistema de videoconferencia.

Debido a que el condenado cometió el hecho siendo menor, es poco probable que se dicte una pena privativa de su libertad. Sin embargo, la última palabra será de la fiscalía local a cargo de Martín Pezzetta.

El proceso por el crimen de Sebita, ocurrido el 17 de noviembre de 2017, atravesó distintas instancias y primero, se había apuntado a otra persona, mayor de edad, como autora del hecho. Precisamente, la presencia de esta persona en el barrio de la víctima generó en los últimos meses algunas denuncias y hasta enfrentamientos, que no pasaron a mayores aunque si generaron preocupación en las autoridades judiciales. Por este motivo, durante las audiencias, se cuidó la seguridad de los presentes en el edificio de España y Urquiza.

Durante el debate, hubo dos versiones encontradas: mientras la fiscalía habló de un ataque a balazos premeditado contra la víctima, la defensa sostuvo que el disparo se produjo cuando el menor y Sebita forcejeaban.

La intervención de la querella

Uno de los contrapuntos entre las partes intervinientes en el proceso por el crimen de Sebita fue la participación de la querella. La defensora de Menores opuso una férrea oposición a su intervención y finalmente, la acusación quedó en manos de la fiscalía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario