Se fue el peaje y quedaron 79 puestos laborales en peligro

Se trata de 79 trabajadores del peaje que están en la cuerda floja.

Las cabinas del ex peaje en los puentes carreteros ya son historia, y los 79 empleados que aún forman parte del Corredor Vial 1 temen perder sus puestos de trabajo. En junio vence la prórroga del contrato con Nación y darían de baja todos los contratos, por lo que hay incertidumbre en el sector.

El gremio Sutpa, que representa a los trabajadores de los peajes, se encuentra en estado de alerta por la posible recesión de estos contratos. El foco del conflicto está puesto en tres puntos centrales a lo largo y ancho del país, y uno de ellos es Cipolletti. Los otros dos son en la localidad bonaerense de Ameghino y en los peajes de la Ruta 11. En total, suman más de 400 los trabajadores que ven sus puestos amenazados.

Según explicó un empleado de CV1, quien prefirió mantenerse en el anonimato, la situación más complicada es la local, ya que es la única que se mantiene sin el cobro del peaje.

“Cuando se dejó de cobrar el peaje sobre los puentes carreteros, en 2012, el Estado nacional se hizo cargo de los sueldos de los 79 trabajadores del Corredor Vial 1. La empresa se hacía cargo del mantenimiento del camino entre la Isla Jordán hasta la calle Leales, en Neuquén capital. En abril del 2017 se firmó una prórroga de un año para el contrato y ahora se sumaron dos meses más, pero es inviable mantenerse sin cobrar peaje. Los sueldos son altos, y si no hay ingresos, no se puede mantener”, explicó el empleado. Las negociaciones deberían evaluar la permanencia del Corredor bajo órbita municipal o nacional, y que seguramente será con menos empleados y también con sueldos algo más flacos.

“Todos los trabajadores de CV1 tenían tareas asignadas, por más que no funcionara el peaje. Ahora el problema, si llegan a rescindir el contrato, es cómo van a encarar las indemnizaciones. Lo que se pelea es que paguen el 100 por ciento de lo trabajado, porque hay personas que tienen hasta 20 años de antigüedad”, agregó el trabajador, que es uno de los que están en la cuerda floja.

CV1, tras la eliminación del cobro, se encargó del mantenimiento vial de la calzada, la jardinería de las rotondas, la iluminación y la asistencia en caso de accidentes. También manejaban la báscula de camiones ubicada a la vera de la Policía Caminera de Cipolletti para el control de cargas.

Junio: Extendieron dos meses más los contratos, pero la situación es inviable.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario